Navidad 2016

Síndrome postvacacional en niños: Claves para ayudarles a evitarlo

Síndrome postvacacional en niños: Claves para ayudarles a evitarlo

Llanto, problemas para conciliar el sueño, problemas digestivos, falta de apetito, apatía o irritabilidad son algunos de los síntomas más comunes que acompañan al síndrome postvacacional.

por en Consejos prácticos para mamás, Enfermedades bebes y niños, Mamá, Colegio, Consejos Bebés
Última actualización:
    Síndrome postvacacional en niños: Claves para ayudarles a evitarlo

    ¿Los niños padecen síndrome postvacacional? La respuesta es que sí, no estamos ante una sensación de malestar y apatía general que afecta solo a los adultos, sino todo lo contrario. ¿Cuáles son las claves para evitarlo?, ¿qué consejos podemos seguir los padres? La vuelta al cole, la vuelta a la rutina cotidiana tras los meses de verano, pueden ser menos llevadera de lo esperado para los más pequeños de la casa, a los que también les cuesta adaptarse.


    El síndrome postvacacional puede llegar acompañado de síntomas físicos y emocionales. En el caso de los niños, el llanto, los problemas para conciliar el sueño, problemas digestivos (náuseas, vómitos), falta de apetito, dolor de cabeza, problemas de concentración, tristeza, apatía o irritabilidad pueden alertarnos de que estamos ante los síntomas típicos del síndrome postvacacional, el cual coincide con el final del verano y la inminente vuelta al colegio y a las rutinas diarias. Tal y como aconsejan los especialistas, los padres deben tener paciencia y sobre todo evitar la sobreprotección. Aunque comúnmente el síndrome postvacacional se asocia a la edad adulta, lo cierto es que los más pequeños de la casa también son vulnerables y pueden tener una vuelta al cole más difícil de lo esperado.

    Durante los meses de verano los niños se acostumbran rápidamente a una mayor relajación de horarios y de obligaciones. Sin embargo, a la hora de volver al colegio recuperar la rutina y ajustarse a unos determinados horarios no siempre es fácil, ni a nivel físico ni emocional. A la hora de recuperar hábitos con la vuelta al cole, los primeros días pueden aparecer problemas para conciliar el sueño o una sensación mayor de cansancio y apatía. Nuestro organismo necesita readaptarse, algo parecido a lo que sucede con el cambio de horario.


    Unos síntomas que, aunque remiten a los pocos días, pueden hacer que los más pequeños de la casa se muestren más ansiosos o necesiten estar más cerca de sus padres. También pueden ser más evidentes si los niños van por primera vez al colegio o a la guardería.

    Tal y como hemos señalado el síndrome postvacacional debe ser entendido como un proceso de adaptación, y como hay tal hay que actuar. Entre los consejos a seguir, hay que ser comprensivos con los más pequeños durante estos días, evitar enfadarse si tienen dificultades para dormir o comer y, sobre todo, hablar con ellos, explicarles y estimularles todo lo que van a aprender y a divertirse en su nueva etapa en el colegio. Es importante que los padres no transmitan preocupación a los más pequeños, ya que pueden aumentar su ansiedad.

    También es muy importante la planificación, es decir, no dejar para el último día el ajuste de los horarios. Es aconsejable que, desde casi una semana antes de volver al cole, los más pequeños vayan recuperando la rutina de las horas de sueño, esto además evitará el cansancio al madrugar los primeros días. Durante los días previos también es aconsejable dedicar un poco de tiempo a repasar contenidos (hacer un dictado, unas cuentas…) para que se sienta más seguro. De igual manera, para fomentar una actitud más positiva, es bueno hacerles partícipes de los preparativos de la vuelta al cole (ir a comprar los libros y el material escolar, forrar los libros, organizar la mochila, organizar la ropa y calzado del primer día de cole…).

    773

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Consejos prácticos para mamásEnfermedades bebes y niñosMamáColegioConsejos Bebés

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares