Spa para bebés: Cómo funcionan y beneficios

Hablamos de los beneficios y de cómo funcionan el spa para bebés.

por , il

    Spa para bebés: Cómo funcionan y beneficios

    ¿Qué es un spa para bebés? ¿Cómo funciona? ¿Qué ventajas tiene? Te lo contamos todo a continuación, un adelanto: relaja al bebé y estimula su desarrollo y crecimiento.

    Spa para bebés, beneficios

    La flotación en el agua postnatal fue introducida por Laura Sevenus en el año 2005 en Ciudad del Cabo, Sudáfrica; hoy en día se ha convertido es una técnica innovadora de desarrollo que ofrece numerosos beneficios físicos y emocionales para los bebés de hasta seis meses. Entre ellos cabe destacar la experiencia sensorial que mejora el desarrollo cerebral del bebé.

    Cada vez es más común que los padres lleven a sus bebés a disfrutar de una sesión de spa como si de un adulto se tratara; una sesión de mimos dentro del agua que aporta a los pequeños un extra se seguridad a la par que les ayuda a relajarse.

    El spa para bebés tiene numerosas ventajas, según afirman los expertos y basándonos en los principios de la Psicología Perinatal, con el spa para bebés se busca cuidar y prestar atención a todos los cambios emocionales que se dan en una familia con la llegada de un recién nacido. Se pretende encontrar un espacio de tranquilidad exclusivo dedicado a mirarlos, a disfrutar de ellos y a crear los tan necesarios vínculos afectivos.

    Los bebés necesitan de un entorno en armonía como el que han mantenido dentro del vientre de la madre. Con las sesiones de hidroterapia se sentirán que están directamente vinculados con el líquido amniótico y disfrutarán además de un baño relajante, arropados por los brazos de sus padres.

    Debes saber también que la piel es considerada como el primer canal de comunicación entre el bebé y el entorno que le rodea; para fortalecer esa necesidad de contacto piel con piel, las sesiones de spa suelen terminar con un masaje suave que, una vez más, ayuda a establecer vínculos emocionales y sentimentales.

    Cuanto más estimulado esté el cerebro y los músculos del pequeño, más fuerte y sano crecerá. El movimiento en el agua tiene un efecto positivo en los sistemas digestivo y circulatorio que reducen los niveles de riesgo de ictericia tres o cuatro días después del nacimiento.

    Cómo funcionan los spa para bebés

    La duración del tratamiento suele ser de una hora con el masaje incluido, dependiendo claro está, de las necesidades del pequeño y la familia.

    Se recomienda acudir cuando el bebé esté descansado y que haya tomado recientemente su última toma de pecho para evitar así tener que interrumpir la sesión de spa.

    A medida que tu hijo comience a disfrutar del agua, las pequeñas olas de oscilación le ayudarán a mejorar su equilibrio y su coordinación; puede incluso que si se queda dormido en el agua, el movimiento de la misma actúe como mecedora.

    También te puede interesar: Método Montessori: Actividades para hacer en casa y Frases para alentar a tus hijos y darles seguridad