Subir fotos de los hijos en Internet: Peligros a considerar

Antes de que los niños cumplan cinco años sus padres habrán colgado en Internet unas 1.500 fotos suyas, ¿cuáles son los peligros que esto conlleva?

por , il

    Subir fotos de los hijos en Internet: Peligros a considerar

    Un reciente estudio revela que las familias cuelgan alrededor de 300 fotos de sus hijos en Internet cada año, o lo que viene a ser lo mismo, unas 1500 antes de que los pequeños hayan cumplido cinco años de edad. ¿Cuáles son los riesgos de subir fotos de los hijos en Internet? ¿Conocen los padres dónde queda la privacidad de sus hijos?

    Subir fotos de los niños a Internet

    Antes de que tu pequeño haya cumplido los cinco años de edad, tú habrás subido a Internet unas 1500 fotos suyas sumadas a otras tantas que subirán el resto de la familia. Estos son los alarmantes datos que da conocer Nominet mediante su estudio realizado con encuestas a nada menos que a 2.000 familias.

    La fiesta de cumpleaños, un viaje, una tarde en el parque… Cualquier excusa es buena para subir fotos de los niños a Facebook, Instagram y Twitter. ¿Sabes cuáles son los riesgos de subir fotos de los niños en Internet? ¿Conoces dónde queda su privacidad? ¿Sabes que cualquiera puede hacer uso de las fotos que tú cuelgas en la red? ¿Sabes cuáles son los riesgos de exponer a los niños a la tecnología?

    Dicha encuesta pregunta a los padres y madres acerca del conocimiento de la privacidad de las redes sociales, el resultado el que te estás imaginando: tan sólo un 10% afirma estar “seguro” de su uso. El 80% tiene unos conocimientos erróneos sobre el manejo de las redes sociales.

    Peligros de subir fotos de los niños a Internet

    ¿Dónde está el límite? Nos preguntamos entonces si se deben subir fotos en Internet o bien no compartir ninguna nunca. Una vez más, el termino medio es el más indicado.

    Piensa que son varias las páginas de pornografía infantil que cogen fotos de Facebook y otras redes sociales, por lo que lo primero de todo, es proteger la intimidad de los menores. No subas fotos que no enseñarías de manera normal y limita el acceso para que no todos puedan verlas.

    Si decides compartir algunas facetas de tu vida y la de tus hijos en las redes sociales, los expertos aconsejan ser prudentes; el rastro digital perdura siempre. Compartir, sí, pero con mesura. No es lo mismo decir en un tuit que tu hijo está algo constipado esta mañana que poner una foto suya en la cama…

    ¿Te has parado a pensar en si a tus hijos les gustaría que el resto del mundo viera esa función que hicieron en el colegio?

    Por qué no subir fotos a Internet

    Aquí hacemos uso de las reglas de oro recomendadas por Liliana Arroyo, socióloga y analista de la UB: antes de colgar cualquier foto de tus hijos en Internet, ya sean niños o adolescentes, piensa en estos tres puntos: Primero, “No cuelgues ninguna foto que no colgarías al cabo de unas horas“. Segundo, “No cuelgues ninguna que te dé vergüenza que vea la familia, por ejemplo“. Tercero, “No publiques ninguna que pueda ser utilizada por alguien con malas intenciones“.

    Recuerda que puedes restringir el acceso de las publicaciones mediante las opciones de privacidad y seguridad; que debes entender cómo se manejan las redes sociales para no cometer errores; que no debes compartir fotos de tus hijos con gente que no sea de confianza y que los recuerdos más bonitos son para compartirlos con los tuyos, no con el resto del mundo.

    También te puede interesar: Pedir disculpas a los hijos: Cuándo y cómo hacerlo y Ciencia: Los niños aprenden a través de las emociones