Navidad 2016

Tabaco durante la lactancia: Peligros

Tabaco durante la lactancia: Peligros

El tabaco durante la lactancia: ¿qué peligros tiene para el bebé? Conoce cuáles son los efectos que tiene que la madre fume durante el tiempo en el que esté dando el pecho al recién nacido.

por en Lactancia y destete, Mamá, Consejos, primeros meses bebé, salud niños
Última actualización:

    Tabaco durante la lactancia Peligros

    Tabaco durante la lactancia: Peligros para el bebé. Está comprobado que el tabaco es malo para nuestra salud, además de perjudicar no sólo a las personas que fuman sino también a los que les rodean e inhalan de forma pasiva el humo del cigarrillo pero ¿cómo afecta el tabaco a las mujeres que están dando de mamar a sus hijos? ¿Qué consecuencias tiene para el recién nacido que la madre fume? Te contamos cuáles son los efectos que produce el tabaco durante el periodo de la lactancia materna.

    Fumar durante los meses que se está dando el pecho al bebé, al igual que en el proceso de gestación, está totalmente contraindicado debido a que está comprobado que el tabaco es perjudicial tanto para la salud de la madre como para la del bebé.

    Consumir tabaco durante el periodo de lactancia afecta al bebé por diversos motivos:

    • La nicotina pasa a la leche materna en pequeños niveles pero puede afectar al bebé estimulándolo, de forma que el niño presente un estado más nervioso, esté intranquilo y tenga más problemas para conciliar el sueño.
    • El tabaco puede afectar a la producción, por lo que si por ejemplo, se fuman diez o más cigarros al día la producción de leche materna puede disminuir de forma considerable.
    • La calidad y composición de la leche materna pueden alterarse por fumar, lo que provoca que tenga muchos menos nutrientes y su sabor sea menos agradable para el bebé.

    Estos son los principales efectos negativos de la nicotina durante la lactancia, pero también debes de tener en cuenta que el humo es muy dañino para la salud de tu bebé, ya que afecta a su sistema respiratorio, por lo que es conveniente que evites que el pequeño esté en lugares con el aire contaminado por el tabaco.

    La mejor opción para proteger la salud de tu bebé y la tuya es dejar de fumar. No obstante, si no lo dejas del todo, si debes de reducir el número de cigarrillos diarios, quizás puedas ayudarte con los cigarrillos electrónicos, además de evitar fumar en las horas previas a la toma.

    La leche materna es muy beneficiosa porque aumenta las defensas de los recién nacidos, les aporta las vitaminas y los nutrientes que necesitan y fortalece su organismo.

    Por esta razón, es muy importante que mientras puedas, aunque fumes, alimentes a tu hijo con leche materna. Sin embargo, si eres fumadora, quizás sea otro gran motivo para decir adiós de una vez por todas al cigarrillo.

    561

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Lactancia y desteteMamáConsejosprimeros meses bebésalud niños

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares