Navidad 2016

Técnicas para recuperarse después de un aborto

Técnicas para recuperarse después de un aborto

Sensación de vacío, tristeza y otras emociones negativas pueden invadir a la mujer después de un aborto. ¿Cómo recuperarse física y emocionalmente?

por en Aborto, Mamá, consejos mamás
    Técnicas para recuperarse después de un aborto

    Un aborto espontáneo es una pérdida que toda mujer vive como un duelo, especialmente cuando se produce en madres primerizas o cuando el embarazo ya está avanzado. La recuperación no solo afecta al plano físico, también al emocional, especialmente importante si tenemos en cuenta, según datos médicos, que las mujeres que sufren un aborto tienen el doble de riesgo de padecer depresión.

    Entre varias semanas y un mes es el tiempo medio de recuperación física tras sufrir un aborto. La regla reaparece entre las 4-6 semanas siguientes y, en condiciones normales, en poco tiempo la mujer podrá volver a intentar quedarse embarazada. Los síntomas físicos más frecuentes que aparecen después de un aborto son dolor abdominal o lumbar agudo, que puede ir acompañado de sangrado vaginal, y expulsión de restos de coágulos o tejido. En caso de aparición de fiebre, hemorragia o secreción vaginal olorosa conviene consultar al médico. Un tiempo de recuperación que puede considerarse rápido si se compara con la recuperación emocional que puede demorarse más tiempo, en función del mes en curso en el que se encontrará el embarazo.

    Para acelerar la recuperación conviene descansar, aumentar la ingesta de agua -sobre todo si se ha perdido mucha sangre-, evitar realizar ejercicio y levantar peso durante las dos primeras semanas y no saltarse el tratamiento médico (antibióticos, analgésicos).

    Para una mujer embarazada perder a su bebé puede traducirse en un dolor emocional similar al de muerte de un ser querido. De hecho, durante las primeras semanas puede ser mucho más vulnerable a padecer lo que se denomina como síndrome del estrés post aborto. Es importante consultar con el médico, sobre todo si la mujer se siente incapaz de hacer frente por si sola a la sensación de vacío, tristeza y otras emociones negativas.

    Además de la ayuda médica profesional, hablar abiertamente de los sentimientos es una buena terapia. Para ello, la mujer no debe sentirse sola, sino escuchada por su pareja, familiar o amigo/a de confianza, con los que realmente sienta que le brindan más protección. Como apoyo, también podemos recurrir a algunos libros de autoayuda (títulos como ‘¿Alguien se siente como yo? Y otras preguntas que hacen las mujeres luego de un aborto’, de Pam Koerbe; ‘No pierdas la esperanza: sanar el corazón herido de las mujeres que han tenido un aborto’, de William F. Maestri).

    También te puede interesar: Las consecuencias psicológicas de un aborto espontáneo y descubre las consecuencias para la pareja de un aborto espontáneo.

    552

    ESCRITO POR PUBLICADO EN AbortoMamáconsejos mamás

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares