Navidad 2016

Tercer mes de embarazo: ¿Qué sucede?

Tercer mes de embarazo: ¿Qué sucede?

El tercer mes de embarazo: ¿qué sucede? Estamos en la novena semana de gestación y los cambios corporales ya comienzan a ser más evidentes. Vamos a ver qué sucede a partir de este momento.

por en Calendario Embarazo, Embarazo, Mamá, Molestias En El Embarazo, Consejos Bebés, Primeros meses embarazo, síntomas embarazo
Última actualización:
    Tercer mes de embarazo: ¿Qué sucede?

    A partir de la novena semana entramos en la recta final del primer trimestre del embarazo, una de las etapas, por cierto, más delicadas de la gestación. ¿Qué sucede durante el tercer mes de embarazo? Lo vamos a ver más detenidamente, incluidas las molestias que pueden aparecer y las visitas médicas a realizar.

    Comienza el tercer mes de embarazo. Cada mes, sin duda y más en el caso de las madres primerizas, supone para la mujer toda una aluvión de nuevas sensaciones. Los cambios corporales serán cada vez más evidentes. A partir de este momento -desde la semana 9 a la 12 de embarazo- nuestro cuerpo comienza una transformación real, la cual será más evidente al entrar en el segundo trimestre de gestación. Durante este mes, la ganancia de peso rondará en uno o dos kilos y la sensibilidad mamaria será cada vez mayor, debido a que comienzan a activarse los conductos de la leche que servirán para amamantar al futuro bebé. El vientre también comienza a hincharse, aunque de manera leve y fácilmente disimulable. Si lo notaremos, por ejemplo, en que la ropa (faldas, pantalones) nos quedan más ajustados.

    El feto puede llegar a alcanzar casi 8 cm de longitud y un máximo de 15 gramos. Desde un punto de vista físico, a partir de este mes ya es posible determinar el sexo del bebé, aunque muchos padres prefieren mantener la incógnita hasta el final del embarazo. Una simple ecografía podría desvelar la respuesta, si es niño o niña. Hacia la mitad del tercer mes deben empezar a desarrollarse los que serán los pulmones y los músculos del tracto digestivo.

    En cuanto a los síntomas del tercer mes de embarazo, continúan las molestias habituales, tales como náuseas y estreñimiento, aunque tienden a disminuir de manera gradual. También pueden aparecer síntomas de fatiga y dolor de espalda en el tercer mes de embarazo, debido a que el útero comienza a agrandarse, empujando la base de la columna vertebral y el coxis. En caso de cansancio, es fundamental que la madre se tome su tiempo para descansar. De igual manera, conviene consultar con el médico los síntomas que van apareciendo, ya que en algunos casos puede ser necesario tomar complementos alimenticios o vitaminas. Es aconsejable evitar las posturas forzadas; por ejemplo, doblar demasiado la espalda hacia adelante. También hay algunas mujeres que no tienen apenas molestias. Esto es normal, el cuerpo de cada mujer es diferente y reacciona de una manera a los cambios corporales.

    Lo importante es hacer las revisiones y pruebas de rutina para saber cómo está el futuro bebé.

    El tercer mes de embarazo incluye una visita de rutina ginecológica y la primera ecografía para verificar el estado del embarazo, la ubicación, y el sexo del feto. Si su médico se los recomienda, durante este primer trimestre del embarazo se pueden realizar algunas pruebas como la translucencia nucal (medición en la zona posterior de la nuca del feto), el screening, y el muestreo de vellosidades coriónicas para verificar que no hay riesgos de trastornos cromosómicos.

    Durante este periodo, es aconsejable que si estás embarazada:

    1. Te abstengas de coger peso.
    2. Fatigarte.
    3. Tomar bebidas alcohólicas.
    4. Tampoco se recomienda hacer viajes largos en coche.
    5. Si tienes pareja, debes espaciar las relaciones íntimas a lo largo de estas primeras doce semanas de embarazo.

    Aunque no hay que alarmarse, es importante acudir al ginecólogo si aparecen síntomas como molestias semejantes a la menstruación o si hay pérdida de sangre. En algunos casos, sobre todo cuando hay antecedentes de aborto, será necesario guardar reposo.

    La ecografía del tercer mes es uno de los momentos más esperados por la futura mamá. Tu bebé ha pasado de ser un embrión a un feto y será la primera vez que lo verás y sabrás su sexo.

    Los cambios en tu cuerpo ya son más que evidentes, con lo que el embarazo ya no se puede disimular. La tripa aumenta de tamaño, al tiempo que notarás que tu piel está más tersa. De ahí que las embarazadas se pongan más guapas y radiantes durante este periodo. Es otra de las consecuencias de los cambios hormonales. En algunas ocasiones, también puede darse una reacción adversa en la piel con la aparición de granos.

    Y hablando de la piel, te aconsejamos que procures no tomar el sol para evitar la aparición de manchas.

    Eso sí, después del primer trimestre, ya no tendrás que salir corriendo al baño cada mañana. Las náuseas habrán remitido, aunque eso no significa que debes abandonar los buenos hábitos alimenticios, para evitar así los ardores y problemas estomacales. El embarazo sigue su curso, disfrútalo.

    También te puede interesar: 8 cosas que se deben evitar durante el embarazo y la tabla de peso durante el embarazo: cómo controlarlo semana a semana.

    1078

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Calendario EmbarazoEmbarazoMamáMolestias En El EmbarazoConsejos BebésPrimeros meses embarazosíntomas embarazo

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares