Tés y tisanas que pueden ser dañinos para el bebé

Ni todos los tés y tisanas son iguales ni pueden ser buenos para el bebé. ¿Cuáles pueden resultar dañinos?

por , il

    Tés y tisanas que pueden ser dañinos para el bebé

    Las infusiones o tisanas, elaboradas a base de plantas, son uno de los remedios naturales (incluidos entre los conocidos remedios de la abuela) más utilizados para aliviar molestias comunes. Sin embargo, ni todas las infusiones o tés son iguales ni sus beneficios son siempre extensivos a los niños. De hecho, hay algunas plantas que pueden resultar perjudiciales para los más pequeños, tanto por su composición como por la dosis, que nunca debe ser la misma que utilizamos para preparar una infusión para adultos. Vamos a ver cuáles son los tés y tisanas que pueden ser dañinos para el bebé, sumando además la recomendación de consultar siempre al pediatra antes de dar al más pequeño una infusión.

    ¿Los bebés pueden tomar infusiones?

    Solo algunas, porque los tés y tisanas pueden conllevar algún riesgo, como por ejemplo:

    Interferir en la absorción del hierro

    Determinados compuestos, como por ejemplo los taninos del té, pueden interferir en la absorción del hierro.

    Dosis elevada

    Una dosis demasiado elevada puede provocar intoxicaciones en el más pequeño. Así, por ejemplo, en el caso de los niños las dosis siempre tienen que ser muy reducidas, especialmente si es la primera vez que probamos a que tome una infusión.

    Plantas tóxicas

    Plantas como el anís verde, hinojo o amapola incluyen componentes que pueden resultar tóxicos no solo si se toman en determinadas cantidades, sino también durante un periodo largo de tiempo. El comino, por sus principios activos, puede provocar somnolencia, convulsiones o intoxicación.

    Mezclas de las bolsitas

    Las mezclas de las bolsitas de infusiones, preparadas y listas para añadir al agua, pueden contener alguna hierba que no venga especificada en la etiqueta. En caso de duda, siempre es mejor evitar tomarla.

    Exceso de azúcar

    Generalmente cuando damos al niño una infusión tendemos a añadirle azúcar o miel, e incluso las infusiones para bebés ya preparadas pueden contener más azúcar del debido. Esto solo hará que prefiera los alimentos dulces, sin olvidar el mayor riesgo de caries.

    Infusiones desaconsejadas

    En líneas generales es mejor evitar dar infusiones a los niños, y si lo hacemos, siempre consultando al médico o especialista. Conviene tener especial cuidado con:

    • Todos los tés, incluido el té de anís o el anís estrellado debido a que es demasiado fuerte y puede provocar gases, entre otras reacciones.
    • Té de hinojo, también desaconsejado en el embarazo y lactancia.
    • Melisa, que puede presentar cierto nivel de toxicidad.
    • Infusión de amapola
    • Infusión de pasiflora
    • Tés instantáneos por su contenido en azúcares.

    También te puede interesar: Infusiones calmantes y relajantes para niños y toma nota de las infusiones más útiles durante el embarazo.

    Viajes y vacaciones