Test de Apgar: Cuándo se realiza, cómo es y para qué sirve

El test de Apgar es una herramienta eficaz para valorar el estado de salud del recién nacido.

por , il

    Test de Apgar: Cuándo se realiza, cómo es y para qué sirve

    El test de Apgar se realiza a los bebés recién nacidos para comprobar su estad de salud y prevenir posibles enfermedades futuras. Te contamos cómo y cuándo se realiza y cuáles son sus beneficios.

    Qué es el test de Apgar

    Test de Apgar 48x48

    Puede que hayas oído hablar en alguna ocasión del conocido como test de Apgar, lo que es posible que no sepas es qué es en concreto, cuándo se hace y para qué sirve.

    El test de Apgar es método que se lleva a cabo en el hospital una vez el bebé llega a este mundo y que sirve para obtener un diagnóstico acerca de posibles problemas de salud del recién nacido.

    Es pues, una primera valoración que se le hace al recién nacido y que tiene como objetivo principal conocer la existencia de posibles problemas de salud así como saber si el pequeño se va a adaptar de forma correcta al mundo. Es una prueba que se realiza sin causar molestia alguna al pequeño.

    ¿Por qué se llama test de Apgar? Como dato curioso, te diremos que este test recibe el nombre de su creadora, Virgina Apgar, una médico pediatra estadounidense especializada anestesia. En el año 1953 desarrolló esta eficaz herramienta para evaluar el estado de salud de los bebés recién llegados a este mundo.

    Cuándo se realiza el test de Apgar

    El test de Apgar se realiza en dos ocasiones: al minuto de nacer el bebé y transcurridos cinco minutos. En esta escala se mide el esfuerzo respiratorio, la frecuencia cardíaca, el tono muscular, los reflejos y el color de la piel del bebé. A cada una de estas categorías mencionadas, se le da una puntuación de 0, 1 o 2 según el estado observado por los médicos:

    Esfuerzo respiratorio

    • Si el bebé no está respirando adecuadamente, la puntuación es 0.
    • Si las respiraciones son lentas o algo irregulares, recibe un 1.
    • Si el bebé llora, es síntoma de salud; recibe un 2 como puntuación.

    Frecuencia cardíaca

    La frecuencia cardíaca es evaluada con el estetoscopio y es considerada una de las más importantes.

    • Si no hay latidos cardíacos, el puntaje del bebé es 0.
    • Si la frecuencia cardíaca es menor de 100 latidos por minuto, la puntuación es 1.
    • Si la frecuencia cardíaca es superior a 100 latidos por minuto, la puntuación del bebé es 2.

    Tono muscular

    • Si los músculos del bebé están flácidos, la puntuación es 0.
    • Si hay algo de tono muscular, la puntuación es 1.
    • Si hay movimiento activo, la puntuación del bebé es 2.

    Los reflejos

    En cuando al examen de los reflejos del recién nacido, se busca la respuesta a las gesticulaciones o muecas de irritabilidad, es decir, la estimulación ante un leve pinchazo.

    • Si no hay reacción, la puntuación del bebé es 0.
    • Si hay gesticulaciones o muecas, la puntuación del bebé es 1.
    • Si hay gesticulaciones como estornudo o llanto, la puntuación del recién nacido es 2.

    Color de la piel

    • Si el color de la piel es azul pálido, la puntuación del bebé es 0.
    • Si el cuerpo del bebé es rosado y las extremidades son azules, la puntuación del bebé es 1.
    • Si todo el cuerpo del bebé es rosado, su puntuación es 2.

    Una vez hecho el test completo, el siguiente paso es sumar los puntos obtenidos, en la mayoría de los casos, los recién nacidos, tienen una puntuación máxima de 9 al minuto de nacer, esto de debe porque sus manos y pies aún están muy azulados por el canal del parto.

    A los 5 minutos, en muchos bebés el tono de la piel ya ha combinado a rosado, por lo que pueden llegar a sumar un total de 10 puntos. Hay que recordar que es un test de evaluación y de reconocimiento, de nada sirve alarmarse ni comparar las puntuaciones.

    También te puede interesar: Prueba del talón en recién nacidos: cuándo y dónde hacerla y Heces del bebé: Tipos y qué quiere decir cada una