Tics en niños: Los más comunes y qué hacer

Tics en niños: Los más comunes y qué hacer

Descubre cómo identificarlos y qué hacer para que los tics en niños pasen a ser un recuerdo más de la infancia.

por en Consejos prácticos para mamás, Mamá, consejos mamás
Última actualización:
    Tics en niños: Los más comunes y qué hacer

    Los tics en niños son especialmente comunes entre los 6 y los 10 años, siendo en la mayoría de los casos pasajeros y desapareciendo de manera espontánea, tal y como aparecen.

    En forma de gestos, sonidos o ruidos, los tics son movimientos involuntarios, repetitivos y cortos, de los músculos esqueléticos o faringo-laríngeos. Parpadeo rápido y continuado, guiños, giro de cabeza hacia un mismo lado, muecas o el repetir palabras son algunos de los tics infantiles más comunes.

    Los tics en la infancia pueden adoptar diferentes formas e, incluso, evolucionar y variar en su localización e intensidad. La aparición de los tics también se relaciona con la timidez infantil. Los tics, más comunes en los niños que en las niñas, se pueden dividir en:

    • Tic motor simple: Implica un único músculo o grupo muscular (parpadeo, encogimiento de hombros…).
    • Tic motor complejo: El movimiento implica varios grupos musculares (gestos con las manos o la cabeza, expresiones faciales…).
    • Tic fónico: Vocalizaciones, ruidos simples o lenguaje articulado.

    Los tics también se pueden clasificar en función de su duración:

    • Tic pasajero: Desaparece en el transcurso de un año.
    • Tic crónico: Persiste más de un año. En estos casos conviene consultar al médico ya que los tics infantiles pueden estar asociados con trastornos como el síndrome de Gilles de la Tourette, y que suele requerir tratamiento farmacológico.

    tics en niños consejos padres 48x48

    • Tratar de no darle una importancia exagerada ni castigar o reprender al niño para que controle el tic, ya que solo lograremos que se ponga nervioso y tienda a hacerlo con más frecuencia.

    • Como padres hay que mantener la calma, tener paciencia y explicar al niño que se trata de algo pasajero y benigno, ya de que esta manera se sentirá comprendido.
    • Identificar las situaciones en las que produce el tic y tratar de evitarlas, por ejemplo, las situaciones que generan estrés o rabietas en los niños.
    • Tratar de distraer su atención en los momentos en los que tiende a repetir el tic.
    • Reforzar sus habilidades proponiéndole actividades que le hagan sentirse más valorado. Los tics se reducen al hacer actividades relajantes y durante el descanso.
    • Observar la evolución de los tics y si persisten o se vuelven demasiado recurrentes es importante hablar con el médico o especialista ya que pueden esconder otros trastornos como depresión, trastornos del sueño, dificultades de aprendizaje o déficit de atención con hiperactividad.

    También te puede interesar: Miedo a la oscuridad en niños: ¿Cómo vencerlo? y todo sobre los miedos infantiles: ¿A qué temen los niños y qué hacer para evitarlo?

    616

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Consejos prácticos para mamásMamáconsejos mamás
     
    Más populares