Navidad 2016

Tobillos hinchados durante el embarazo: Causas y qué hacer

Tobillos hinchados durante el embarazo: Causas y qué hacer

La hinchazón de tobillos es uno de los trastornos asociados al embarazo más frecuentes, sobre todo en el tercer trimestre. ¿Qué podemos hacer para mitigar las molestias?

    Tobillos hinchados durante el embarazo: Causas y qué hacer

    La hinchazón de tobillos es uno de los trastornos o molestias más comunes asociadas al embarazo. ¿Cuáles son las causas? y, sobre todo, ¿qué podemos hacer para aliviar los tobillos hinchados? Este malestar puede aparecer tras permanecer durante mucho tiempo de pie, aunque no hay que descartar la influencia de los cambios hormonales que se producen durante el embarazo. Las futuras mamás pueden adoptar algunas sencillas medidas para prevenir la hinchazón de tobillos durante el embarazo, entre ellas, el uso de medias de compresión que ayudan a activar la circulación sanguínea, lo que se traduce en reducir la aparición de varices.

    La hinchazón de pies y tobillos durante el embarazo es uno de los trastornos más comunes, especialmente en el último trimestre. Son dos de las prtes del cuerpo que tienden a retener más líquidos, aunque hay otras zonas que también se pueden ver afectadas, como la cara o las manos. La principal causa de la hinchazón la encontramos en la hormonas del embarazo y, en particular la progesterona, que también causan una mayor vasodilatación. Durante los nueve meses, el aumento de peso puede provocar una ligera compresión en los vasos sanguíneos de las piernas, lo que dificultad el retorno de la sangre venosa al corazón. Si el problema reside en el aumento de peso por encima de lo aconsejado, es importante seguir las recomendaciones dietéticas del médico. La retención de líquidos tiende a desaparecer después del embarazo, si bien hay algunos consejos que podemos poner en práctica.

    Más que recetar medicamentos -durante el embarazo hay que ser muy precavidas con los tratamientos farmacológicos- el médico revisará la alimentación. Así, en primer lugar, es aconsejable reducir ligeramente las calorías apostando por alimentos saludables y más fácil de digerir, evitando el exceso de grasas. Los hidratos de carbono no deben ser eliminadas por completo, pero sí hay que vigilar la cantidad ingerida. Para evitar la retención de líquidos y la hinchazón de las piernas durante el embarazo también se recomienda beber al menos un litro y medio de agua al día.

    Es bueno complementar la dieta con frutas rojas, tales como arándanos, que ayudan a mejorar la función de los vasos sanguíneos y la circulación. Se recomienda no pasar demasiado tiempo de pie y realizar una actividad física moderada. Las medias elásticas de compresión son una buena solución cuando la hinchazón de tobillos persiste.

    También te puede interesar: Cambios de humor durante el embarazo: qué hacer y qué remedios utilizar y toma nota de los 10 alimentos que debes evitar en el embarazo.

    558

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares