Navidad 2016

Tomar el sol en la barriga embarazada: consejos

Tomar el sol en la barriga embarazada: consejos

¿Es bueno tomar el sol en la barriga durante el embarazo? El sol, tomado con moderación y las debida precauciones, es fuente de salud.

por en Embarazo, Mamá, consejos mamás
    Tomar el sol en la barriga embarazada: consejos

    ¿Es bueno tomar el sol en la barriga estando embarazada?, ¿conviene usar un protector solar específico? La piel hay que protegerla siempre que se vaya a exponer el sol, tanto si estás embarazada como si no. En otras palabras, se puede tomar el sol pero tomando las debidas precauciones, por lo que en el kit de playa o piscina no puede faltar la protección adecuada.

    Tomar el sol es bueno para la salud, ya que favorece la síntesis de la vitamina D, imprescindible entre otras funciones para la absorción del calcio y, durante el embarazo, para favorecer el desarrollo de los huesos del futuro bebé. La barriga, no obstante hay que protegerla. Además de evitar la exposición durante las horas más calurosas del día (de 11 a 16 horas), hay que tomar el sol de manera moderada, sobre todo en los tres primeros meses de embarazo. En esta etapa el feto es más sensible y, por tanto, sería aconsejable utilizar un pareo para proteger la barriga cuando nos expongamos al sol.

    En términos generales, la exposición al sol durante el embarazo requiere ciertas precauciones. La piel en este periodo está mucho más sensible y conviene reforzar los cuidados. Además, durante el verano, aumenta el riesgo de deshidratación ya que está más expuesta al sobrecalentamiento (hipertermia) y a las quemaduras del sol. Además el efecto del sol puede hacer más visibles las manchas cutáneas que pueden aparecer por los cambios hormonales. Hay que tener especial cuidado con el aumento de temperatura, ya que puede afectar al feto.

    Durante los nueve meses de embarazo la temperatura corporal es más alta, por lo que exponerse al sol puede aumentar el riesgo de un golpe de calor. También hay que evitar los baños largos en agua demasiado caliente. La hipertermia o aumento excesivo de temperatura puede afectar al feto y causar malformaciones.

    De igual manera, conviene llevar ropa ligera y de tejidos frescos, un sombrero, para evitar el exceso de sol en la cabeza, un factor de riesgo de desmayos, mareos y dolores de cabeza. Asimismo, hay que cuidar la hidratación, bebiendo más agua, zumos de frutas y otras bebidas (evita los refrescos o bebidas azucaradas).

    Una buena protección solar, especialmente en el vientre, evitará efectos indeseados. La piel de la mujer embarazada sufre notables cambios a lo largo de los nueve meses de gestación. Tanto para proteger la piel de la barriga, como la formación de estrías en esta zona, es aconsejable aplicar un protector solar rico en sustancias reafirmantes, que ayudan a prevenir su formación. Para el factor de protección conviene elegir el adecuado a cada tipo de piel, siendo recomendable un factor de protección superior a 50 para los primeros días, y luego disminuir gradualmente. Aplicar la crema media hora antes de la exposición al sol, y luego cada dos horas o después de tomar un baño.

    También te puede interesar: Embarazo en verano: consejos para afrontarlo con energía y descubre las 8 cosas que se deben evitar en el embarazo.

    640

    ESCRITO POR PUBLICADO EN EmbarazoMamáconsejos mamás

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares