Trucos para que los niños no se destapen en la noche

Te contamos cómo lograr que los niños no se destapen por la noche en época de frío.

por , il

    Trucos para que los niños no se destapen en la noche

    Los niños tienen tanta energía que ni durmiendo se están quietos, ¿cuántas veces en la noche se destapa tu pequeño? Da igual que hagas una especie de gusano con la mantas, ellos consiguen desarroparse por las noches. Te contamos a continuación los mejores trucos para conseguir que los más pequeños de la casa no pasen frío por la noche, algo importante para evitar los temidos resfriados.

    Cómo lograr que un niño no se desarrope por la noche

    Si tu hijo o hija aún no llega a los tres años, evitar que se desabrigue en la noche es fácil, en el mercado encontrarás muchos sacos para dormir muy cómodos e ideales para que tengan la temperatura adecuada durante las horas de sueño. Pero si tu niño es algo más mayor, es posible que no encuentres un saco de su talla, por no decir que hay muchos que ya no se los quieren poner por que prefieren utilizar una manta sencilla como los mayores. Es lo más habitual que niños de hasta al menos 8 o 10 años sigan siendo inquietos por la noche y se desarropen. Veamos entonces cómo podemos hacer para evitar esto:

    Saco nórdico para niños

    En la firma Norkids encontrarás sacos estilo edredón nórdicos para dormir para niños a partir de tres años de edad. Hay modelos que dejan que los niños tengan los brazos fuera para que estén cómodos y se sientan con libertad de movimiento. Lo puedes poner encima de un pijama gordo de invierno o de uno algo más fino, depende del tiempo y de lo cálida que sea tu casa. Hay piezas muy chulas con los dibujos preferidos por los más pequeños, por lo que no habrá queja alguna a la hora de que se lo tengas que poner.

    Nórdico para niños

    A lo anterior hay que añadir un nórdico que se sujeta a la sábana bajera mediante una cremallera que lleva incorporada, este nórdico está provisto de una holgura suficiente para dejar que se muevan si peligro que de cojan frío en las noches de invierno.

    Pijamas mantas para dormir

    Esta es una de las opciones más fáciles de encontrar. Cada vez son más las marcas que se han dado cuenta de la demanda que hay de productos de este tipo para niños que ya no son tan bebés y han lanzado modelos de calidad de lo más calentitos. Eso sí, opta por un pijama manta de buen tejido y que no tenga gorro. Hay algunos que se usan para estar por casa también y pueden tener gorro, no es aconsejable para dormir por el riesgo de asfixia. Por lo que si te ha gustado un pijama manta en concreto y tiene gorro o capucha, tranquila, se lo puedes cortar tú misma y quedará perfecto.

    Sábana fantasma para dormir

    Son llamadas también sábanas de seguridad, creadas para que los niños no se desarropen por la noche y para evitar que se puedan caer de la cama. Es una buena opción, pero no para los niños demasiado inquietos ya que la final de la noche puede que parte de su cuerpo quede destapado. Quizás este sea el mejor método para los más mayores que aún tienen mucha energía que gastar.

    Para terminar diremos que hasta que llegue la esperada primera, mejor optar por uno de estos modelos, que les dejen libertad de movimiento y con los que nosotros podamos dormir tranquilos sin pensar en que puedan estar cogiendo frío.

    También te puede interesar: Temperatura basal: Qué es y porqué medirla y Ciencia: Los niños aprenden a través de las emociones