Navidad 2016

Una escultura de tu embarazo como recuerdo

Una escultura de tu embarazo como recuerdo

Una escultura de tu embarazo como recuerdo. ¿Te imaginas inmortalizar tu cuerpo con una original escultura? Crea tú misma el molde de tu tripa y personalízalo decorándolo como más te guste.

por en Embarazo, Mamá, Consejos, estado de buena esperanza, habitación bebé
Última actualización:

    Esculturas de barrigas de embarazadas

    Una escultura de tu embarazo como recuerdo. Si te gustaría inmortalizar esta etapa tan bonita de tu vida en la que estás esperando a tu bebé y ves como día a día tu vientre crece más y más, lo último son las esculturas de barrigas embarazadas. Si como lo oyes unos moldes que representan tu busto y que pueden decorarse cómo más nos guste. Una original idea que puedes hacer tú misma o con la ayuda de unos kits de escayola ¿Quieres saber cómo? Sólo necesitas seguir las indicaciones y dejar salir tu vena artística para pintar en él todo lo que quieras.

    ¿Te imaginas tener una escultura de tu tripa embarazada y enseñársela a tu bebé cuando sea más grandecito? Ahora ya puedes inmortalizar tu embarazo y tener un bonito recuerdo que puede servirte para decorar la habitación del bebé.

    ¿Cómo podemos hacer la escultura?

    Lo primero es crear el molde de nuestro busto. Para ello tenemos varias opciones: adquirir unos prácticos kits llamados Belly Art (cuestan unos 20-25 euros) en los que encontraremos todos los materiales necesarios para realizar la escultura, acudir a un taller artístico para que un profesional cree y decore el molde o hacerlo tú misma en yeso. Si te decides por esta última alternativa, lo mejor es contar con la ayuda de otra persona para realizar el molde con más facilidad.

    Para hacer la escultura con yeso, antes debes aplicarte un poco de aceite para niños por la zona del cuerpo en la que pondrás el yeso para que luego este se retire mejor. Después pon el yeso, recúbrelo con vendas de gasa, pon otra capa de yeso y repite la operación hasta que el grosor del molde sea el deseado.

    Espera a que se seque y quítatelo con mucho cuidado. Define los bordes como más te guste y decóralo. Otra idea es hacer el molde con otros materiales como por ejemplo papel maché.

    Y ahora… ¡a decorar!

    Una vez que tenemos el molde es el momento de dejar volar nuestra imaginación y pintarlo como más nos guste. Decóralo como quieras y tendrás lista esta original obra de arte tan personal que será un bonito recuerdo de tu embarazo.

    471

    ESCRITO POR PUBLICADO EN EmbarazoMamáConsejosestado de buena esperanzahabitación bebé

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares