Navidad 2016

Verano niños: ideas para disfrutar con tus hijos

Verano niños: ideas para disfrutar con tus hijos

Verano niños: ideas para disfrutar con tus hijos. Las vacaciones de verano son la temporada que más esperan los niños para estar con su familia y poder disfrutar de todo el tiempo posible con ellos. Por este motivo es fundamental que pensemos cual es la mejor opción para pasar estos días con los más pequeños. Irse de vacaciones a la playa, a un país extranjero, realizar actividades al aire libre o simplemente estar nadando juntos en la piscina son algunas de las ideas para pasar unos días en familia.

por en Consejos prácticos para mamás, Mamá, Paternidad, Consejos Bebés, vacaciones, vacaciones en familia
Última actualización:
    Verano niños: ideas para disfrutar con tus hijos

    Verano niños: ideas para disfrutar con tus hijos. Ahora que nuestros hijos se encuentran en las vacaciones escolares, y que éstas van a duran casi tres meses, tenemos que pensar en qué hacer para que no se aburran, para que se diviertan y para que pasen un verano lo mejor posible en compañía, por supuesto, de nosotros, sus padres. Hay muchas cosas que podemos planear para que realicen ellos solos, sin embargo en otras cosas podemos disfrutar juntos y en familia. ¿Quieres conocer las propuestas que tenemos para disfrutar al máximo durante todo el verano?

    El verano es la época del año que todos los escolares esperan con ansia. Aquellos para los cuales el colegio es el lugar donde reunirse con sus amigos y compañeros no lo esperan tanto ya que puede que hasta el final del verano no vuelva a reencontrarse con ellos. Sin embargo esto no tiene porque ser malo, sino que en las vacaciones, en el pueblo y en las diferentes actividades que realicemos pueden encontrar más amistades que también serán muy importantes.

    Lo principal de todo es que haga actividades que les mantengan ocupados y activos. Han de jugar y divertirse y sobre todo tienen que disfrutar del verano, y si han aprobado todo y durante el curso han sido buenos estudiantes, se merecen una más que merecida recompensa.


    Realizando algún viaje con ellos. Viajar es la forma ideal para cambiar de aires, renovar energías (sobre todo para los padres que están durante todo el año trabajando y se merecen un descanso), conocer gente y realizar diferentes actividades, todo ello sin olvidar que viajar es cultura y se aprenden muchas cosas en cada viaje.

    Puesto que el panorama mundial de crisis parece no remitir, es imprescindible controlar un poco los gastos que realizamos. Sin embargo, esto no indica que podamos pasar unos días al aire libre en un camping de una zona cercana a nuestra ciudad de residencia.

    Cambiar la ciudad por la playa, por ejemplo es una gran idea, y sobre todo si lo hacemos yéndonos de camping. Aquí podemos disfrutar mucho con nuestros hijos. En el camping se realizan lazos de amistad que no solamente pueden durar el tiempo de acampada sino que perduran en el tiempo.

    Un camping supone estar en constante contacto con la gente de tu alrededor por lo que es una forma de entablar conversaciones y ¿por qué no? amistades.

    Por otro lado, un cambio divertido y para realizar en familia consistiría en realizar alguna actividad al aire libre de las muchas que se ofertan actualmente: piragüismo, descenso de cañones, viajes a caballo, escalada o barranquismo son algunas de las más usuales y demandadas por la población. Realizarla con los hijos no solamente no será divertido sino que será toda una experiencia que no olvidarán.

    Si nuestras posibilidades económicas nos lo permiten sería interesante realizar un viaje al extranjero donde poder aprender un nuevo idioma o mejorar el ya conocido. Hay mucha gente que viaja como au-pair para mejorar su pronunciación, vocabulario y soltura en otro idioma que no es el materno. Realizar un viaje a un país de lengua extranjera hará que nuestros hijos mejores sus conocimientos, así como aprender una cultura diferente a la suya. ¿No te parece buena idea?

    Si hacer una escapada a la playa no termina de convencerte, entonces opta por la piscina. Tumbarnos al sol mientras leemos un libro, escuchar música o jugar a un juego de mesa con los más pequeños es una buena idea para estar con los tuyos, a la vez que para enseñar, en caso de que no sepan, a nadar a nuestros hijos o a perfeccionar su técnica. Además de pasar un tiempo juntos practicaréis ejercicio que es sumamente sano.

    ¿Qué te han parecido estas ideas? ¿Tú por cual optas?

    798

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Consejos prácticos para mamásMamáPaternidadConsejos Bebésvacacionesvacaciones en familia

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares