Voluntariado para niños: Beneficios para tus hijos

Descubre los beneficios que aporta a tu hijos el voluntariado, una actividad perfecta para toda la familia.

por , il

    Voluntariado para niños: Beneficios para tus hijos

    Conoce los beneficios para tus hijos que les aportará el voluntariado. Cada vez existen más organizaciones que ofrecen acciones de este tipo para niños, niñas y sus familias. Participar en actividades solidarias tiene numerosas ventajas, veámoslas con detalle.

    Voluntariado para los más pequeños

    Siempre le estás diciendo a tus hijos que deben compartir con los demás, que respeten a sus compañeros, que no se rían cuando otro lo está pasando mal… ¿cierto?; tratas de educarles de la mejor forma posible y es ahí donde entra en juego la solidaridad, un valor con el que los menores deben estar familiarizados cuanto antes mejor. Según afirman los expertos en pedagogía infantil, lo mejor para aprender a ser solidarios con los demás es adentrarse en el mundo del voluntariado, acciones como estas, por pequeñas que puedan parecer, logran que la mentalidad de los niños cambie por completo.

    Beneficios para los niños del voluntariado

    Son varias las ventajas que tiene participar en acciones de voluntariado: primero de todo, los niños ven que están haciendo algo bueno y útil por los demás, aprenden a su vez a conocerse más a sí mismos y descubren facetas suyas que hasta la fecha pasaban desapercibidas. Otra gran ventaja es que aprenden a valorar más lo que tienen, así como a descubrir lo que de verdad es importante en la vida y lo que carece de sentido. Conocen mejor su entorno y se adentran en aquellos temas que les causa mayor sensibilidad.

    Por otro lado, el voluntariado logra que los más pequeños aumenten su sentido del compromiso social y por supuesto, les da la oportunidad de conocer a otros niños con inquietudes y gustos similares a los suyos.

    ¿A partir de qué edad puede participar mi hijo en actividades de voluntariado? Has de saber que no existe una edad mínima general, todo depende del país en concreto en el que te encuentres, de la actividad que se quiera realizar y de la oferta disponible. Lo mejor es que comiencen acompañados de sus padres, algo que conseguirá que la acción sea aún más productiva para todos.

    Qué tipo de acciones voluntarias pueden realizar los niños

    Aquí la cosa vuelve a depender de la región y de la edad del pequeño; hay actividades de fines de semana o de campamentos de verano, no dudes en informarte en la escuela de tu hijo y en los centros específicos destinados a ello para dar con la actividad que mejor se adapte a vosotros.

    Desde trabajos con animales, hasta con otros menores, pasando por apoyar a los ancianos y restaurar lugares necesitados de ello. La oferta es amplia, solo hay que ponerse manos a la obra.

    Debes saber también que no puedes obligarle a que haga un voluntariado, animarle e incentivarle sí, pero obligarlo no, tiene que ser algo en lo que él esté de acuerdo y que la elección sea consensuada.

    También te puede interesar: Síndrome del dedo blanco: Riesgo del uso de consolas en niños y Enseñar a los niños a compartir: Razones para no obligarlos

    Viajes y vacaciones