Navidad 2016

Vuelta al cole: Cómo evitar el dolor de espalda que provoca la mochila

Vuelta al cole: Cómo evitar el dolor de espalda que provoca la mochila

Organizar la mochila y llevarla de la manera adecuada son dos medidas preventivas básicas para evitar la fatiga muscular y el sobreesfuerzo, factores de riesgo de los problemas de espalda, una dolencia a la que son especialmente vulnerables los niños en edad escolar.

por en Consejos prácticos para mamás, Enfermedades bebes y niños, Mamá, Vuelta al cole, Consejos Bebés, salud niños
Última actualización:
    Vuelta al cole: Cómo evitar el dolor de espalda que provoca la mochila

    Con la vuelta al cole, organizar la mochila es la mejor forma de evitar riesgos innecesarios. Y es que la mochila –en concreto por su peso, su diseño y su forma de llevarla- está detrás de los problemas de espalda que se producen, y no con poca frecuencia, en la edad escolar. No es la única medida preventiva a seguir para mantener sana la espalda de los niños y adolescentes. El sedentarismo también puede ser un enemigo de la espalda, al igual que el mobiliario escolar cuando no está adaptado a su altura.


    ¿Cómo organizar la mochila de los niños? No es una pregunta trivial, sino todo lo contrario. Con la vuelta al cole, llega el momento de cargar de nuevo con la mochila, un hábito tan rutinario como perjudicial puede resultar para la salud de los niños, en concreto para su espalda, una dolencia que puede influir en su rendimiento y capacidad de concentración. De hecho, según datos médicos, más de la mitad de los niños en edad escolar (y menores de 15 años) ha tenido alguna vez dolores de espalda a causa de la fatiga muscular o el sobreesfuerzo. Para que los más pequeños también adopten las medidas preventivas necesarias para evitar las dolencias de espalda, la Fundación Kovacs, en colaboración con el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos, edita El tebeo de la espalda (se puede descargar de manera gratuita en su página web), con una serie de sencillas pautas.

    1. El ejercicio físico es saludable y esencial en la edad escolar. Estar todo el día sentado debilita la espalda.

      Hacer deporte ayuda a fortalecer la espalda y a evitar posibles dolencias.

    2. Llevar en la mochila lo necesario para cada jornada, evitando cargar con libros o material que no vamos a necesitar.
    3. Evitar cargar con la mochila más de un cuarto de hora o veinte minutos seguidos.
    4. Es aconsejable elegir una mochila con diferentes compartimentos, para repartir mejor el peso. Los libros de mayor peso conviene colocarlos primero, para que queden pegados a la espalda.
    5. Las mochilas más adecuadas son la de ruedas (tirar de ella no significa poder cargarla más ya que también podría provocar daños en la espalda y en la curva lumbar) o la que lleva dos tirantes (mejor anchos y acolchados, y si es posible, con cinturón), para colocar el peso en el centro de la espalda y a la altura de la cintura (unos cinco centímetros por encima), manteniéndolo pegado al cuerpo. Hay que recordar que la mochila no debe pesar más del 10% del peso corporal del niño. Es decir, si el niño pesa 40 kilos la mochila debe pesar, como máximo, 4 kilos.

    Además de la mochila, los expertos también inciden en otros detalles para reducir su peso y para evitar los problemas de espalda, como el dotar a los centros escolares de taquillas para los alumnos, dividir los libros de manera trimestral y adaptar el mobiliario escolar (las medidas actuales son estándar independientemente de la altura de cada niño). Si aparece el dolor de espalda, no conviene prolongar el reposo más de 48 horas.

    667

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Consejos prácticos para mamásEnfermedades bebes y niñosMamáVuelta al coleConsejos Bebéssalud niños

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares