Vuelta al cole: Ventajas de los comedores escolares para tu hijo

Vuelta al cole: Ventajas de los comedores escolares para tu hijo

Los comedores escolares son una opción cada vez más habitual. ¿Conoces sus ventajas para tus hijos?

por en Educación de los hijos, Mamá, Vuelta al cole, Consejos Bebés
Ultimo aggiornamento:

    Conciliar los horarios de padres e hijos resulta cada vez más complicado, por lo que los comedores escolares se han convertido en una alternativa cada vez más habitual. Pero no solo eso. Los comedores escolares también brindan algunas ventajas para tu hijo, como adquirir el hábito de comer solo, aprender la importancia de comer de todo y de seguir ciertas reglas a la hora de sentarse a la mesa. Si como padre o madre estás barajando la posibilidad de que este nuevo curso tus hijos se queden en el comedor escolar a la hora de la comida, vamos a ver algunas de las ventajas que puede reportar esta alternativa y que te pueden servir de ayuda.

    Entre las ventajas a destacar se incluye la de aprender a comer solos, sin la atenta vigilancia de mamá o papá. Comer con los compañeros de clase también hará que nuestros hijos ganen en socialización y en hábitos de alimentación y de higiene (lavarse las manos antes de ir a comer, por ejemplo), al tiempo que aprenderán que a la hora de comer hay que seguir unas reglas básicas de educación. Las rabietas en casa a la hora de comer pueden ser un auténtico quebradero para los padres, siendo más común actitudes como el levantarse de la mesa antes de tiempo o el llorar cuando el menú no es el que esperaban. En el comedor escolar tendrán que aprender que hay que comer de todo -no solo los alimentos que le gustan-, aunque curiosamente se mostrarán menos reticentes. El motivo no es otro que los niños tienden a imitar los comportamientos del resto de compañeros.

    El comedor escolar es una buena alternativa para conciliar los horarios de los padres y los hijos.

    No siempre es posible adaptar los horarios a las necesidades de los más pequeños, por ejemplo, los horarios de las comidas. Si apenas disponemos de tiempo para comer, o el colegio no está cerca de casa, es una opción a tener en cuenta para no romper los hábitos y horarios del niño. A los comedores escolares se puede acudir todos los días o solo algunos.

    Otro aspecto importante es la cantidad de comida que toma el niño. Curiosamente, en casa se iende a que el niño coma raciones más grandes, mientras que en el comedor escolar las raciones están calculadas previamente, apostando por comer menos pero más variado. Lógicamente, como padres, antes de decidir si el niño se quedará en el comedor escolar, hay que informarse de todo lo relativo a horarios y menús que van a tomar los niños.

    También te puede interesar: Vuelta al cole: Los desayunos más saludables y el tupper escolar: ¿Ahorro económico o de nutrientes?

    577

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Educación de los hijosMamáVuelta al coleConsejos Bebés Última actualización: Lunes 22/08/2016 15:37
     
     
     
     
     
     
     
    Más populares