Navidad 2016

Yoga con niños: Conoce las ventajas

Yoga con niños: Conoce las ventajas

Yoga con niños: Conoce las ventajas. Numerosos estudios han demostrado que este ejercicio tiene tantos beneficios para los niños como para los adultos, y cada vez hay más centros destinados a ello.

por en Desarrollo y crecimiento del bebé, Mamá, Actividades deportivas, Consejos Bebés
Última actualización:

    Yoga con niños

    Yoga con niños: Conoce las ventajas. La práctica milenaria conocida como Yoga, es uno de los ejercicios más beneficiosos para nuestro cuerpo y nuestra mente, y uno de los más demandados en la actualidad. Pero si es tan bueno para los adultos, ¿por qué no va a serlo para los niños? Muchos estudios han demostrado que además de ayudarles a relajarse y hacer ejercicio, acostumbrarles a una hora diaria de Yoga les ayuda en la concentración y a dormir mejor por las noches. Te contamos muchos más beneficios y los consejos necesarios, para hacer que tu hijo comience a practicar Yoga junto a ti, o con otros muchos niños.

    El Yoga es uno de los deportes más demandados hoy en día en todos los gimnasios del planeta, ya que es uno de los pocos que ayuda a ejercitar tanto el cuerpo, como la mente.

    Están demostrados sus beneficios para las mujeres embarazadas, ya que ayuda a fortalecer el suelo pélvico, similar a los llamados ejercicios de Kegel, pero además, muchos estudios aseguran que puede ser igual de beneficioso para los más pequeños.

    Tal y como afirma la Doctora Lidia Villalobos, “la práctica de esta disciplina ayuda a que los pequeños mejoren su concentración, se relajen, aprendan a cuidar su salud, canalicen sus emociones y logren armonía en el sueño”, aconsejando una rutina diaria: “Cada jornada, de una hora, se compone de 30 minutos de ejercicios y estiramientos, 15 minutos de relajación y otros 15 minutos de mandalas, pues los niños son muy visuales y esta última actividad los ayuda a concentrarse”.

    Existen multitud de centros a los que puedes apuntar a tu hijo a Yoga en nuestro país, donde el yoga infantil está indicado para tratar la hiperactividad así como el déficit de atención, ya que ayuda al niño a concentrarse, a relajar el sistema nervioso y tranquilizarse, además de ser clave en el desarrollo de la creatividad del pequeño.

    tal y como ocurre con los adultos, ayudando a controlar la hipertensión, o en cambio, también puedes practicarlo tranquilamente en tu propia casa.

    Pero si eres toda una experta en esta disciplina, no intentes que tu hijo haga lo mismo que haces tú, ya que existen multitud de ejercicios pensados especialmente para ellos, como la posición de la Estrella de mar, Un día en la selva, El águila, La semilla creciendo o El guerrero.


    • Los expertos aconsejan que los niños comiencen a practicar Yoga a partir de los 4 años, pero si lo haces desde más pequeños, tampoco supone un problema, y se acostumbrará antes.
    • Hazle pensar que es un juego, no una obligación, ya que tras varias sesiones, seguro que se terminará cansando.
    • Prueba a reunir a varios niños de su edad para practicar Yoga, ya que entre ellos se motivarán, a pesar de que corres el riesgo de que se distraigan unos a otros.
    • Lo más recomendable es hacer una hora de ejercicio al comienzo del día, aunque por la noche antes de acostarse, les ayudará a dormir mejor, pero eso sí, nunca después de haber comido.
    • Intenta enseñarle un movimiento nuevo cada día, o incluso haz que él mismo se invente nuevas posturas, le motivará aún más.

    Esperamos que con estos consejos no te haya quedado ninguna duda sobre los beneficios que el Yoga puede aportarle a tu hijo así que, ¿a qué esperas para empezar?

    746

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Desarrollo y crecimiento del bebéMamáActividades deportivasConsejos Bebés

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares