5 errores que cometes con los vaqueros y que no habías notado hasta ahora

En Ellahoy os mostramos algunos consejo para paliar los errores a la hora de llevar o comprar vaqueros.

por , il

    5 errores que cometes con los vaqueros y que no habías notado hasta ahora

    Los vaqueros son la prenda básica por excelencia. La que tienes en tu armario, de diferentes colores y medidas: largo, corto, estrecho… pero lo que quizás no sabías de ellos son los principales errores que se cometen a la hora de comprarlos, ponértelos o lavarlos. En Ellahoy os mostramos algunos consejos para paliar estos errores, ir a la moda y lucir los vaqueros con mucho estilo.

    1. Comprar vaqueros no adaptados a nuestro cuerpo

    Está claro que no todas somos iguales. Cada una tiene una constitución distinta y una figura que puede adaptarse o no a la tendencias y al corte del jean. Es un error comprar un vaquero que no nos encaja porque al final no quedará bien y permanecerá en el armario. Para ello, tendemos en cuenta nuestra constitución y los diferentes modelos existentes en el mercado. Los pitillo sientan perfectos en piernas delgadas, mientras que los más anchos también pueden dar volumen y tapar posibles defectos. Los vaqueros de cintura o tiro alto son mejores para las chicas que tienen algo de barriga y así la pueden esconder. Es cuestión de probarse modelos, conocerse y optar por el que más nos favorece.

    2. No fijarnos en el material del jean

    A la hora de comprar el vaquero es muy importante que el material sea de calidad, porque de lo contrario nos va a durar menos. Hay infinidad de marcas y modelos, y por tanto, también de tejidos. Antes de salir de la tienda, pregunta y asegúrate que es el adecuado, y que se compone de diversos materiales con el fin de ser más resistente a los lavados.

    3. No todas las ofertas son buenas

    Las gangas y ofertas están bien, aunque no siempre aportan la relación calidad-precio esperada. Antes de adquirir un jean rebajado, es mejor fijarse no solamente en el precio, sino en si le faltan botones, las cremalleras cierran y no hay taras. En ese caso, o reclamamos en la tienda, o mejor comprar un modelo más caro. Ya sabes, a veces lo barato sale caro.

    4. Jeans muy ajustados

    Los vaqueros apretados estilizan la figura, pero debemos asegurarnos de que no quedan demasiado ajustados. Es decir, que puedan marcarse determinadas zonas del cuerpo femenino y llamar mucho la atención. Mejor una prenda holgada y cómoda que un pantalón que no nos deja ni sentarnos aunque esté de moda.

    5. Al lavar los jeans…

    Solemos cometer algunos errores a la hora de lavar los vaqueros. Desde no poner el detergente adecuado para ropa de color a tenderlos del derecho y no al revés, con lo que se pierde el color en pocos lavados. Ahora que ya lo sabes es cuestión de que te acuerdes y tus jeans durarán más tiempo.

    Si quieres saber más, ve al artículo qué tipo de jeans se adapta mejor a tu cuerpo.