Cambio de armario: Consejos para guardar la ropa de invierno

Ya estamos en primavera y hay que guardar la ropa de invierno. Aquí tienes algunos consejos para un cambio de armario de 10.

por , il

    Cambio de armario: Consejos para guardar la ropa de invierno

    Hoy empieza la primavera, por lo tanto prontro habrá que hacer el cambio de armario y guardar la ropa de invierno. El cambio de armario suele conllevar mucho trabajo y es bastante tedioso, pero hay diferentes trucos para que dicha tarea no sea tan aburrida. Tener la ropa ordenada y realizar un cambio de armario correcto es esencial para el mantenimiento de la ropa y el orden. ¡No te pierdas los mejores consejos para guardar la ropa de invierno!

    Llega el cambio de armario: consejos para guardar la ropa

    Es el momento de ir haciendo hueco en el armario para meter la ropa de primavera. La ropa de invierno se debe almacenar de una manera correcta y adecuada. A continuación, tienes unos cuantos trucos imprescindibles.

    • Limpia la ropa antes de guardarla. Antes de guardar cualquier prenda de invierno la tienes que lavar. Los abrigos y las chaquetas de lana las debes llevar a la tintorería. Las prendas delicadas las puedes lavar a mano, lo demás a la lavadora. Limpiar la ropa para almacenarla es esencial para quitar manchas y olores. Cuando vayas hacer el próximo cambio de armario, la ropa estará perfecta (solo tendrás que planchar). Con los zapatos sucede lo mismo, los debes limpiar perfectamente antes de guardar.
    • Tira la ropa dañada o muy desgastada. La ropa de invierno que tengas muy usada, estirada, desgastada, rota, dañada… la debes tirar. Las camisetas, suéteres o jerséis son las prendas que sufren mayor desgaste. No hay otra vida para este tipo de prendas.
    • Vende o dona la ropa que ya no usas. ¿Hay ropa que lleva mil años en tu armario y jamás te la pones? En ese caso la puedes vender a través de una aplicación o llevarla a una tienda de segunda mano. También puedes donarla. La ropa que se encuentra en perfectas condiciones puede tener una segunda vida. Otra opción es llevarla a tiendas como Zara o H&M donde recogen la ropa usada y la reciclan.
    • Almacena bien la ropa. La ropa de invierno se debe guardar en perfectas condiciones. Almacena los abrigos y la ropa en bolsas de algodón o fundas de tela. Las camisetas, jerséis, chaquetas de punto, pantalones etc las puedes guardar en cajones o cajas de plástico transparente. Deben estar perfectamente plegados. Las faldas y las blusas deben ir colgadas de una percha y en fundas. Por supuesto, la ropa de invierno almacenada debe estar separado de tu guardarropa de primavera, sino sería abrumador ver tantas cosas. También se recomienda que no guardes la ropa en zonas húmedas como buhardillas o el sótano.
    • Ten a la vista algunas prendas de invierno. Aunque sea primavera puede ser que algún día necesites ropa de invierno porque hace frío, así que ten algunas de tus prendas básicas de invierno a la vista por si te hacen falta. Ten siempre un abrigo a tu alcance hasta que llegue el calor.
    • Guarda la ropa por tipos de prendas. Almacena tu ropa de invierno por tipos. Es decir, los abrigos con los abrigos, los jerséis con los jerséis, los vestidos con los vestidos… Así sabrás donde tienes cada tipo de ropa al momento y te será más fácil colocarla la próxima temporada de invierno.
    • Almacena correctamente el calzado. Los zapatos de invierno suelen ocupar más y ser más pesados que los de verano. Debes guardarlos absolutamente limpios y resguardados. Los puedes poner en fundas, con una horma por dentro, en un zapatero, en cajas de zapatos… Puedes poner papel por dentro del calzado (antes de guardarlo) para que no se deforme.
    • Empaca los complementos de invierno. Los accesorios y complementos de invierno también deben almacenarse. Como bufandas, gorros, pañuelos, guantes… Puedes ponerlos todos en una caja de cartón o de plástico transparente.

    El cambio de armario es una tarea poco divertida, pero con estos consejos guardar la ropa de invierno será pan comido. También te puede interesar: Trucos para organizar tu armario: ¡Adiós al caos! o Armario cápsula: Cómo tener un armario donde todo combine con todo

    Viajes y vacaciones