Cómo organizar un armario: Consejos fáciles

Con esta serie de consejos fáciles para organizar tu armario diras adiós al caos para siempre.

por , il

    Cómo organizar un armario: Consejos fáciles

    Si estás harta de ponerte siempre lo mismo porque no sabes lo que hay en el fondo de tu armario, o tardas mucho tiempo en encontrar esos pantalones que te compraste hace un montón de tiempo, pero se vuelven a llevar esta temporada, no te desesperes. Hay muchas formas de organizar tu armario para que puedas seleccionar tus prendas y no se te mezclen con las de la temporada pasada. Se acabó el caos. Te proponemos algunos consejos que te ayudarán a convertir tu armario en el vestidor de cualquier estrella de cine.

    Primer consejo para organizar tu armario: Levántate temprano

    Cuando nos levantamos por las mañanas, no tenemos ganas de ponernos a pensar qué modelo elegir o qué es lo que va bien para un conjunto, por eso la primera norma, , es que, si te tienes que levantar temprano, dediques un momento la noche anterior a decidir la ropa para el día siguiente. Así no tendrás que desesperarte por la mañana y evitarás llegar tarde a los sitios, te podrás vestir más rápidamente.

    Segundo consejo para organizar tu armario: Divide las temporadas

    Es recomendable que separes la ropa de verano de la de invierno. Aunque hay cosas que nos ponemos siempre, como las camisetas básicas, pantalones vaqueros o chaquetas, que forman parte de tu fondo de armario.Colócalas en primera línea para que estén bien a la vista, lo demás divídelo por tejidos, o si eres afortunada y dispones en tu casa de dos armarios, utiliza uno para cada estación puedes permitirte hacer el cambio de temporada.

    Tercer consejo para organizar tu armario: Ordena por colores

    A pesar de que parezca absurdo, si echas un vistazo a tu armario ordenado por colores, te darás cuenta rápidamente de lo que tienes y decidirás mucho antes el color de tu conjunto. Si asociamos a gamas cromáticas nuestro armario, conseguiremos visualizar un orden eficaz y práctico para nuestro armario.

    Cuarto consejo para organizar tu armario: Empareja las prendas

    Si eres de las que no se decide a la hora de combinar una falda o un pantalón un poco especiales, no te preocupes, colócalos por parejas y así solamente tendrás que preocuparte de los complementos, porque ya tienes el conjunto hecho. Tener un armario en el que combine todo te ayudará a visualizar el orden y ser más efizaz a la hora de colocar tus prendas.

    Quinto consejo para organizar tu armario: Los zapatos también son importantes

    Existen muchas formas de colocar los zapatos, por temporada, por colores, pero si dispones de un armario zapatero, podrás echar un vistazo a todos tan solo abriéndolo. Otra opción es colocar los de uso diario en el lugar más a mano y los demás puedes seleccionarlos por zapatos de fiesta, botas, etc.

    Sexto consejo para organizar tu armario: Los complementos son imprescindibles

    Si no tienes ordenados tus complementos, al final te pasará factura. A todas nos ha pasado pensar en ponernos unos pendientes, y sólo encontrar uno, o buscar una pulsera que no aparece, por ejemplo. Por eso es indispensable seleccionar en cajas o departamentos los anillos, pulseras, pendientes y collares. Los bolsos puedes ordenarlos por colores, tamaños o separar los de fiesta de los de diario. Para los pañuelos y cinturones otra opción es colocarlos con su prenda correspondiente en el armario.

    Septimo consejo para organizar tu armario: Tira lo que no te pongas

    Todas tenemos alguna prenda favorita por el motivo que sea, pero hay un momento en el que te la has puesto tanto, que sólo sirve para estar en casa o bajar a comprar el pan, pero no se te ocurra salir a la calle con esa prenda, porque seguro que tienes cosas mucho más nuevas y bonitas en tu colección. Estamos de acuerdo que las modas vuelven, pero de vez en cuando hay que hacer limpieza aunque nos cueste, y deshacernos de esa ropa que sabemos que nunca más nos vamos a poner.

    Espero que estos consejos os ayuden en esa lucha diaria contra vuestro armario, que con un poco de vuestro esfuerzo, puede ser un gran aliado a la hora de ir a la moda.