Las promesas que nos hacemos y no cumplimos en rebajas

Cada vez que llegan las rebajas nos hacemos un montón de promesas que no solemos cumplir. Nos guste o no solemos caer en la tentación "más loca" de las rebajas...

por , il

    Las promesas que nos hacemos y no cumplimos en rebajas

    Las promesas que nos hacemos y no cumplimos en rebajas. Las rebajas no solo son época de gangas sino también de promesas incumplidas. Aunque parezca mentira cada temporada de rebajas solemos decir exactamente lo mismo que en la anterior, a la hora de marcarnos unas metas o un presupuesto. A continuación os contamos cuáles son esas promesas que nos hacemos siempre en rebajas y que nunca solemos cumplir.

    Comprar menos

    Cuando llegan las rebajas muchas de nosotras nos volvemos un “poca locas” y empezamos a comprar muchas más cosas de las que necesitamos o de las que queremos simplemente porque llevan descuento o son más baratas. Esto es un error ya que al final no ahorras nada.

    Prendas básicas

    En las rebajas se suele aprovechar para comprar prendar básicas y de fondo de armario. Es verdad, que se suele adquirir este tipo de ropa, pero siempre cae alguna que otra prenda tendencia, que no tiene nada que ver con los básicos que decimos que tenemos que tener en nuestro armario.

    Esperar al final de las rebajas

    Si esperamos a las segundas y terceras rebajas seguramente podremos encontrar ropa con grandes descuentos. Pero la realidad es que si te gusta mucho una prenda o un complemento no vas a poder esperar hasta el final de las rebajas, más que nada por si te quedas sin ella. No lo podrás resistir.

    Ceñirse a una lista

    Una de las principales reglas para triunfar en las rebajas es ir con una lista con todo lo que necesitamos y queremos comprar en las rebajas. Debes ceñirte a esa lista y no adquirir nada más. Pero la realidad es que nos soltamos esa lista cada vez que podemos.

    Solo comprar prendas con un descuento específico

    Hay muchas personas a las que solo les gusta comprar con grandes descuentos, al menos del 60 %. Aunque te propongas solo comprar ropa con un 60 %, 70 % o 80 %, si ves algo que te encante al 30 %, al final también lo comprarás.

    Ropa para la próxima temporada

    Aunque vayamos con la idea de comprar prendas y complementos para la próxima temporada de otoño, cuando vemos jerséis o chaquetas nos entra calor, y la realidad, es que siempre nos atraen más la ropa que podemos lucir al momento y en la época que estamos.

    Ropa de fiesta

    Si sabes que tienes una boda o un evento el próximo verano, puede ser que quieras ahorrarte un dinero y así aprovechar las rebajas comprando un vestido espectacular. Lo malo es que cuando llegue el próximo verano vas a querer otro modelo y el que ya tenías se quede colgado en tu armario.

    Esperar a que lo rebajen más

    Hay prendas y complementos que por mucho que tú quieras no los van a rebajar más. Tienes dos opciones: comprarlo ya u olvidarte totalmente.