Navidad 2016

Moda grunge: Los sí y no de la moda de los 90

Moda grunge: Los sí y no de la moda de los 90

La ruleta de la moda vuelve a rescatar el estilo de los 90. Te desvelamos las claves a seguir para elegir y descartar las tendencias de la subcultura grunge.

por en Consejos de estilo, Moda de Mujer, Ropa
Última actualización:
    Moda grunge: Los sí y no de la moda de los 90

    Refugiado en las notas de Kurt Cobain en “Smells like a Spirit” y los acordes de Eddie Vedder en Pearl Jam nace en el esplendor de los años 90 un estilo caracterizado por las ganas de romper con toda norma de estilo: el grunge. Una subcultura teñida por el grito casual y desarreglado a la hora de vestir.

    Los músicos grunge fueron la mayor influencia para los adeptos de esta nueva moda, marcada por la ruptura con los prejuicios y todo tipo de estándares sociales.

    Camisas de cuadros escoceses, mezclillas desechas, ropa holgada de segunda mano y cabellos despeinados son algunas de las características del lado más superficial de la moda grunge. Fue el diseñador Marc Jacobs, quien en 1992 lanzó su primera colección inspirada en esta tendencia.

    Hoy en día, la moda grunge sigue estando presente a través de sombreros, chokers, estampados, flores, y cómo no, las icónicas Dr. Martens o zapatillas converse. Así como la música marcó el inicio de una época, la moda abrió las puertas a un nuevo estilo.

    El estilo grunge, concebido como una antimoda en los años 90, hoy vuelve la mirada como una de las mejores opciones de vestir. Conseguir un look grunge no es difícil, pero hay que tener cuidado de no rescatar aquellos elementos que merecen ser desterrados de todo libro de moda.

    Desde aquí te contamos los sí y los no que has de seguir a la hora de conseguir un perfecto estilo grunge:

    Botas Dr. Martens o zapatillas converse: las botas de estilo militar de la firma Dr. Martens contribuyen de manera decisiva sobre el estilo grunge. Fáciles de combinar con pantalones o vestidos, son la huella icónica de esta subcultura, también caracterizada por el uso de las converse, principalmente, en tonos más fríos.

    Jeans desgastados: los pantalones rotos son un buen aliado para crear un toque más agresivo a tu look. Puedes escoger entre unos pitillos u otros de estilo boyfriend.

    Camisas a cuadros: lúcelas cerradas, abiertas o anudadas a la cintura. Esto le dará un toque chic a tu outfit.

    Camisetas de bandas de música: Pueden ser de tus grupos favoritos o no. Si tienen un efecto desgastado, mejor. También puedes usar camisetas básicas de color negro, blanco o gris.

    Uñas negras: se trata de un aliado de color que nunca falla a la hora de decorar tus uñas.

    Prendas de cuero: Faldas lápiz, minifaldas y bikers de cuero. Las cazadoras y accesorios de cuero son un must para completar estos looks.

    Peinado con moño: el estilo “half bun” recoge las nostalgia de los años 90. Solo tienes que seleccionar las capas superiores del pelo dejando las inferiores sueltas.

    De otra manera puedes optar por recoger toda la melena en un moño desenfadado.

    Corte long bob: un peinado de temporada que ya han lucido infinidad de celebrities. El balance perfecto para mostrarse casual y desenfadada, es puro grunge.

    Medias rotas: tirar las medias rotas sería delito en los años 90. Mientras más rotas, corridas o desgastadas, mejor. Olvídate de esa tendencia y di no al reciclaje de medias estropeadas.

    Camisetas agujereadas: vestir grunge no consiste en disfrazarse con prendas que jamás luciríamos. No escojas camisetas rotas o agujereadas, el efecto arruinará el resto de tu look.

    Mechones de colores: escoger un mechón del pelo y colorearlo con los colores más vibrantes estuvo muy de moda durante estos años, sin embargo, hemos tenido la suerte de olvidarnos de esta tendencia y adaptar otros tipo de coloración.

    Peinados con muchos moños: Uno o dos, sí. Cubrir la cabeza con ellos, no. Aunque estrellas como FKA Twings apueste por ellos en muchos de sus looks, esto no significa que tengamos que seguir sus pasos. Queda demasiado infantil.

    Cejas finas: Drew Barrymore fue una de las mayores responsables de no poner límite a la hora de tirar de las pinzas. Sus consecuencias, unas cejas tan finas y arqueadas que eran prácticamente invisibles.

    Cabellos descuidados: el grunge no seguía cánones de belleza y es por eso que el pelo largo y descuidado imperó la estética de los 90. No te ausentes a la hora de cuidar tu cabello, lucir un pelo natural y desenfadado no es sinónimo de descuido.

    Pelo frito: cada cierto tiempo salen a relucir en pasarela algunos mechones planchados con la plancha de zig-zag. Sin embargo, bajo otras premisas, con el objetivo de generar volumen. Di no al pelo frito suelto.

    Corte ahuecado y escalonado: Dejar las capas superiores extremadamente cortas para ganar volumen y escalonarlo fue uno de los peinamos más copiados del estilo grunge. No maltrates a tu pelo con este corte, muy pasado de moda.

    Puede ser de tu interés: Moda años 90: ropa y accesorios de moda [FOTOS] y Tendencias de maquillaje 2016: Fotos estilo grunge

    1009

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Consejos de estiloModa de MujerRopa

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares