Navidad 2016

Perlas: los complementos que no pueden faltar en tu joyero [FOTOS]

Perlas: los complementos que no pueden faltar en tu joyero [FOTOS]

Perlas: los complementos que no pueden faltar en tu joyero. Las perlas, cultivadas de diferentes formas y en diferentes lugares son imprescindibles en cualquier joyero ya que visten muchísimo y con un complemento perfecto con cualquier tipo de ropa. Te enseñamos qué tipos de perlas existen.

por en Accesorios de moda, Complementos, Joyas, Moda de Mujer, Consejos de moda, Moda 2012
Última actualización:

    Perlas: los complementos que no pueden faltar en tu joyero. Las perlas son imprescindibles en cualquier joyero que se precie. Normalmente pensamos que las perlas son caras, sin embargo no todas son excesivamente costosas ya que a través de diferentes métodos se consiguen perlas muy cuidadas, de alta calidad y con un precio más asequible. Las perlas no solamente son muy elegantes como collar, ya que cada vez se están poniendo de moda para pulseras, pendientes y sobre todo anillos. Te enseñamos los diferentes tipos de perlas y un poquito más sobre ellas. ¡Sigue leyendo!

    ¡Qué bonitas son las perlas! En collares, anillos, pulseras, etc da exactamente igual. Una perla viste muchísimo y da un toque de glamour que pocas prendas aportan. Es uno de los complementos perfectos.

    Desde siempre este tipo de joya se ha relacionado con personas de alto poder adquisitivo, sin embargo esto ya no tiene por qué ser así. Si bien es cierto que las perlas más bonitas son aquellas que son cultivadas de forma natural y que por tanto al no tener imperfecciones y tener un tiempo de creación mayor su precio también es más elevado. Ahora podemos disfrutar de muchas imitaciones muy buenas.

    Un vestido que nos resalte aquellas zonas de nuestro cuerpo de las que estamos más orgullosas, con un gran tacón y acompañada por una pulsera de perlas, un fular colocado de forma original y que vaya a juego con el vestido y maquilladas para la ocasión y no habrá nadie que se resista a la sensación de mirarnos y admirarnos. Y todo con tres elementos simples pero que complementan muchísimo.


    Las perlas son materiales gemológicos de origen orgánico. ¿Esto qué quiere decir? Pues que este tipo de gemas son producidas por seres vivos, en este caso por los moluscos con conchas de diferentes especies.

    De material sensible, opaco y sin superficies lisas es a veces difícil de cuidar y tratar.

    Existen perlas de diferentes tamaños y colores como: blanco, crema, gris, negro (estos últimos cada vez más de moda), rosa y dorado.


    • Perlas Akoya. Son perlas cultivadas en Asia. Son redondas y simétricas. Son perlas cuyo crecimiento es muy costoso y tienen mucho más brillo que las cultivadas en agua dulce. No son blancas sino que tienden más al rosado o crema.
    • Perlas de agua dulce. Se cultivan en China, Japón y Estados Unidos. Suelen ser ovaladas o de otras formas, pero casi nunca son esféricas.

      Su nombre procede porque son cultivadas por moluscos de agua dulce. En cuanto a sus colores varían del blanco al rosado.

    • Perla de Tahití. Son cultivadas en la Polinesia Francesa. Son únicas como perlas negras cuyo brillo es sumamente intenso. Como curiosidad estas perlas tardan en cultivarse en torno a tres años. Su color puede ser muy variado, llegando incluso a ser verde, azulada, gris, naranja o la más espectacular que es la negra.
    • Perla australiana. Es la más conocida. Como su nombre indica son cultivadas en Australia y puede tener cualquier color. Pueden alcanzar una forma redonda prácticamente perfecta y un brillo bastante alto. De entre todas las clases se considera que son las mejores en su especie.
    • Perlas de Mallorca. Son las perlas de imitación por excelencia. A través de un proceso artificial se generan multitud de estas perlas. Pese a que están muy logradas y muy bien hechas y aunque a simple vista quizás los que no somos expertos no podamos diferenciar si son naturales o no, hay una clave para saber si son falsas o no: las perlas auténticas tiene un acabado en arena, por lo que si las colocamos entre los dientes no resbalarán como sí ocurrirá con las perlas de Mallorca.

    No lo penséis más y lanzaros a comprar algo con perlas, de verdad que luce cualquier cosa que nos pongamos y no tiene por qué ser un collar que puede salir más caro.

    Una pulsera o un anillo queda fenomenal y es una joya imprescindible y para toda la vida.

    878

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Accesorios de modaComplementosJoyasModa de MujerConsejos de modaModa 2012

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares