Wardrobing: La nueva tendencia de comprar, usar y devolver ropa

Te contamos todo sobre el Wardrobing, una práctica que podría tener los días contados

por , il - Última actualización

    Wardrobing: La nueva tendencia de comprar, usar y devolver ropa

    Comprar ropa y complementos para una boda o cualquier otro evento especial, esconder la etiqueta para devolverlo a la tienda una vez lo hayamos lucido. Comprar, usar y devolver, algo que se hecho desde hace tiempo, por ahorrar dinero y por llevar aquel vestido que nos encanta pero que tiene un precio excesivo. Pues bien, ahora esta costumbre se renueva, y lo hace con el nombre wardrobing pasando a ser un acto semanal. Hoy, en EllaHoy, te contamos todo sobre Wardrobing: La nueva tendencia de comprar, usar y devolver ropa, no te lo querrás perder.

    Tendencia Wardrobing

    Primero fue la moda Sharewear y los diseñadores suecos que prestan ropa vía Instagram, ahora llega el conocido como wardrobing, una tendencia que consiste en renovar el armario cada semana con prendas que que se usan unos pocos días para después devolverlas a la tienda con su etiqueta intacta.

    Las Universidades de Valencia y del País Vasco realizaron una investigan para dar a conocer unos datos que sorprendieron a muy pocos: el 18% de los españoles son compradores compulsivos y casi el 40% compra más de lo que necesitaría. Algo que afecta sobretodo a las mujeres. Unos datos además que bien pueden extrapolarse al resto de países. La moda es efímera sí, pero la ropa y los complementos que adquirimos bien podrían durar en nuestro armario más tiempo del que lo hacen. Por no decir la cantidad de prendas que nos compramos solo por capricho, sin necesidad alguna. Está bien sí, pero dentro de un límite, ¿no crees?

    El arte de comprar, usar y devolver

    Esta práctica tan peculiar se ha extendido a comercios de medio mundo, siendo Bloomingdale’s el único, hasta la fecha, que ha optado por poner sus etiquetas en un lugar mucho más visible para poner freno a la moda de la que todos hablan, unas etiquetas que deben estar exactamente igual si la prenda va a ser devuelta.

    Estrenar ropa casi a diario, calmar unas ganas feroces de tener prendas nuevas de tenencia, ¿cómo hacerlo entonces si gastarse un dineral? Devolviendo dichas prendas después de tan solo unos días de uso. A las compras compulsivas se une el wardrobing, la trampa para un consumismo puro. Es más, la Federación Nacional de Comercio estadounidense, estima que esta tendencia le cuesta al sector del comercio nada menos que unos 9.000 millones de dólares, una cifra a tener muy en cuenta. Y no solo eso, una de cada tres compradoras reconoce que hace wardrobing habitualmente.

    Pero, ¿tendrá esta práctica los días contados? La novedad viene de la mano de la empresa Chekpoint Systems quien ha diseñado el ‘Shark tag’ una especie de pin que se ubica en la parte delantera de las prendas y que solo se puede quitar con unas tijeras. No se puede esconder en la ropa y no puede volver a ponerse una vez cortado. Una garantía excelente para las firmas de moda y complementos.

    Si eras de las habituales al wardrobing, a partir de ahora lo vas a tener más difícil.

    También te puede interesar: Mango Committed: Mango se compromete con el medioambiente [FOTOS] y Moda holográfica: Mejores modelos de tendencia [FOTOS]

    Viajes y vacaciones