Navidad: 10 consejos para sobrevivir a la cena de empresa

Para evitar que al día siguiente de la cena de Navidad de empresa desees borrar la última noche de tu memoria, toma nota de las 10 cosas que te salvarán del desastre.

por , il - Última actualización

    Tan esperada, y en ocasiones podría decirse que incluso temida. Y es que la cena de Navidad de la empresa puede ser la noche más divertida del año o justo todo lo contrario, un desastre del que al despertar quisieras no acordarte. Un encuentro navideño que, aderezado por el buen yantar y algún que otro brindis, puede hacer que lo que se preveía como una noche de fiesta se convierta en un episodio que mejor te gustaría no haber protagonizado. Si quieres sobrevivir a la cena de Navidad de la empresa y evitar que sea un desastre, hay algunos consejos que conviene tener en cuenta, antes de que sea demasiado tarde.

    1. Acepta la invitación y acude

    La cena de Navidad de la empresa es una invitación que, salvo excusa o planazo mayor, conviene aceptar, por el hecho de que se trata de un encuentro organizado por el jefe, así que lo más recomendable es poner tu mejor sonrisa y aceptar la invitación a la espera de un noche divertida.

    2. Sé puntual

    La puntualidad es fundamental y una ventaja en estas ocasiones, porque llegar tarde a una cena de este tipo puede significar que te toque sentarte justo en la mesa que no querías y al lado de quien estás segura de que no vas a pasar la noche más divertida del año.

    3. No te pases con tu look festivo

    Lo mejor es optar por un estilo elegante e informal, sin necesidad de sacar del armario el vestido más llamativo. No se trata de una pasarela de moda, sino de una cena con los compañeros de trabajo. Se trata de ir arreglada, pero no hace falta pasarse con el modelito ni con el maquillaje.

    4. Acude sola, no lleves a tu pareja

    Hay muchos días en el año para salir con tu pareja a cenar e, incluso, para hacer las presentaciones a tus compañeros de trabajo, así que si habías pensado en que fuera tu acompañante, lo mejor es optar por ir sin pareja, porque además podría sentirse fuera de lugar.

    5. Evita hablar de política y religión

    Aunque siempre son temas apetecibles, hablar de política y religión puede generar controversia y opiniones encontradas en medio de una cena navideña. Así que para evitar que la conversación suba de tono, mejor no hablar de política ni de religión.

    6. No vayas con el estómago vacío

    Si no quieres que a lo largo del próximo año te recuerden en más de una ocasión que te pusiste las botas cenando, y para evitar quedarse con hambre en el supuesto de que el menú no sea muy variado, lo mejor es tomar un picoteo antes de la cena.

    7. Evita abusar del alcohol

    Se puede tomar una copa de vino o de champán, pero el mejor consejo es la moderación, sobre todo si no hemos comido antes, ya que el alcohol, además de desinhibirnos, puede hacernos perder el control y actuar de tal manera que al día siguiente nos arrepintamos.

    8. No te enrolles con tu compañero

    La discreción es una baza que no debemos perder, así que en estas ocasiones, y aunque el ambiente festivo invite a hacer alguna que otra locura, evita los rollos con compañeros de trabajo en estas cenas navideñas, porque las cosas podrían ser distintas al despertar.

    9. Evita el karaoke

    Salvo que de verdad cantes bien, lo mejor es quedarse como público. Ya sabemos que los brindis pueden animar, pero si lo nuestro no es cantar, la cosa no va a mejorar por muy buena intención que le pongamos. Evita el karaoke si no es tu fuerte, es un consejo para no arrepentirse.

    10. Trata de descansar al día siguiente

    Lo mejor para asistir a la cena de Navidad y llegar el primer día de vuelta al trabajo con la mejor cara del mundo es descansar en la jornada posterior al evento. Si puedes, reserva como día libre esa jornada, podrás recuperarte de la resaca y las horas perdidas de sueño.