10 postres veganos perfectos para Halloween y fáciles de hacer

Disfruta al máximo de los dulces de Halloween con estos postres veganos. ¡Son muy saludables y fáciles de hacer!

por , il

    Lo mejor de Halloween, sin duda, son los dulces. Las veganas tenemos el problema de que la mayoría de ellos están elaborados con leche u otros alimentos que provienen de animales, pero no hay que alarmarse: también hay recetas fantásticas para nosotras. Te mostramos los 10 postres veganos perfectos para Halloween y fáciles de hacer. ¡Están deliciosos para cualquiera, seas vegana o no!

    Te recomendamos que también eches un vistazo a las mejores recetas para veganos y al menú vegano de Navidad.

    1. Tirabuzones de fruta

    ¿Sabías que esta receta es 10 veces más saludable que los caramelos y que saben de forma muy similar? Sí que es cierto que tienes que pasar más tiempo en la cocina, pero tiene grandes ventajas de cara a nuestra salud. Y lo mejor de todo es que puedes escoger tus frutas preferidas sin excepción.

    2. Chocolate vegano

    Sólo necesitarás cacao, jarabe de arce y escamas de sal marina para conseguir disfrutar del chocolate en Halloween como cualquier otro. Son precisamente estas escamas de sal marina las que dan un toque auténtico sin necesidad de acudir a los productos lácteos.

    3. Galletas de chocolate

    Y hablando de chocolate, ¿qué te parecen unas galletas para los niños? Para darles el aspecto de que llevan trocitos de chocolate puedes incluir frijoles negros cocidos, y por supuesto incluir cacao para darle ese sabor tan delicioso. ¡Verás qué buena pinta!

    4. Bolitas de dátiles y cacao

    Mezcla la mantequilla de cacahuete con los dátiles y mételos al frigorífico durante 10 minutos. Cuando pasen, derrite el cacao y el aceite de coco y añádelos a la mezcla anterior. Haz bolitas con esta masa, clávale un palito a cada una y vuelve a meterlo al congelador para que se endurezcan.

    5. Barritas crujientes

    Derrite el aceite de coco a fuego lento y mézclalo con una taza de arroz inflado, cacao y un poco de edulcorante líquido. Mételo al congelador durante unos 15 minutos para que se solidifique y añade por encima un poco de mantequilla de cacahuete líquida. ¡Para chuparse los dedos!

    6. Palomitas con chocolate y hierbabuena

    Crear una cobertura para las palomitas de maíz con el chocolate mencionado anteriormente mezclado con hierbabuena va a ser toda una delicia. Su elaboración es realmente sencilla y obtendrás un postre cuyo sabor varía en cada mordisco: algunas veces será más dulce, otras más salado y otras más fresco.

    7. Nevaditos de coco

    Este postre es mucho más conocido, aunque no siempre se trata de una receta vegana. En esta ocasión vamos a utilizar como ingredientes la leche de coco, el aceite de coco y el coco rallado. Sólo tendrás que hacer una mezcla con todos ellos, hacer bolitas y refrigerarlas. ¡Son súper crujientes!

    8. Dulce de plátano y cacahuete

    Hazte con mantequilla de cacahuete, plátanos y chocolate para hacer una receta que no requiere ser cocinada. Mezcla todos los ingredientes muy bien e introduce el recipiente en el frigorífico durante algunas horas, ¡y listo! Ya tendrás un postre delicioso que servir a tus invitados.

    9. Galletas exprés

    ¿Te gusta el café? Entonces estas galletas te van a encantar. Mezcla azúcar, mantequilla de cacahuete, aceite de coco y leche de almendras y ponlo a calentar a fuego lento para que se derrita. Cuando lo tengas, añádelo a un bol y añade copos de avena, cacao en polvo y café. Mézclalo todo muy bien y haz pequeñas bolitas aplastadas con la masa. ¡En cuanto se enfríen estarán listas para comer!

    10. Rollitos de trigo y canela

    Esta receta es un tanto más elaborada, pero te aseguramos que vale la pena. Calienta leche de almendras y añade levadura, azúcar, aceite de girasol, sal y harina de trigo. Remuévelo todo muy bien y, cuando ya tengas la pasta, déjala reposar unas 2 horas. Estira la masa, espolvorea sobre ella azúcar en polvo y enróllala. Córtala a trocitos y mételo al horno durante unos 15 minutos. Glaséalo con azúcar en polvo y extracto de vainilla, ¡y listo! ¡Será un postre para recordar!