13 usos de la lejía

La lejía es conocida por su enorme poder desinfectante, pero ¿qué otros usos podemos darle? Un producto de limpieza con muchos más usos de los que pensamos.

por , il

    lejia 48x48

    La lejía es uno de los productos de limpieza más efectivos, aunque también puede ser agresivo debido a su composición química, por lo que hay que utilizarlo siempre en cantidades reducidas. Además de desinfectante, la lejía es un buen blanqueante. ¿Qué usos podemos darle a la lejía? Vamos a ver en qué nos va a ayudar. Y recuerda, a la hora de utilizar este tipo de productos tan fuertes es mejor usar guantes y lavarse bien con agua si la piel entra en contracto con ella.

    1. Retirar el exceso de lechada

    137 48x48

    Especialmente cuando hemos hecho reformas en el baño pueden quedar restos de lechada, producto a base de cemento que, por ejemplo, se aplica en las juntas entre los azulejos. Basta con diluir un poco de lejía en agua y limpiar la zona.

    2. Desinfectar el inodoro

    232 48x48

    El mejor blanqueante y desinfectante para el inodoro, uno de los lugares donde más bacterias pueden residir, es la lejía, al igual que la escobilla del baño. Basta con añadir un poco de lejía al agua para conseguir la máxima limpieza, porque este producto consigue acabar con cualquier resto de suciedad por muy imperceptible que sea al ojo.

    3. Peines y cepillos limpios

    333 48x48

    La lejía también es muy práctica para limpiar los cepillos y peines de uso diario. Basta con diluir unas gotas de lejía en agua tibia, sumergir los cepillos y dejarlos en remojo durante unas horas. La lejía elimina cualquier resto y los deja como nuevos. A continuación, basta con aclararlos bien con agua fría.

    4. Blanquear azulejos

    428 48x48

    La lejía, al igual que los productos que contienen bicarbonato de sodio, son una solución eficaz para blanquear los azulejos del baño y de la cocina, así como las baldosas, a los cuales se puede adherir cualquier tipo de suciedad y darle un tono amarillento. Diluye un poco de lejía en agua, y luego pasa un paño húmedo.

    5. Antimoho

    523 48x48

    La humedad es el principal factor de riesgo para la aparición del moho, el cual no solo genera suciedad, sino que también es peligroso para la salud. Para limpiar las manchas de moho, sobre todo del baño, lo mejor es utilizar lejía diluida en agua. Así desaparecerán rápidamente de la bañera o de cualquier otro sanitario.

    6. Limpiar la nevera

    618 48x48

    Añade unas gotitas de lejía en agua y la nevera relucirá más limpia y mejor desinfectada. Para eliminar el olor que pueda dejar, pasa un paño húmedo después y seca adecuadamente. La lejía, en este caso, elimina cualquier resto o mancha que pueda haber en su interior (baldas, cajones…).

    7. Limpiar el lavavajillas

    716 48x48

    Es uno de los electrodomésticos que más tiempo nos ahorra en la cocina, pero también requiere sus cuidados y su limpieza. Para limpiar el interior del aparato, podemos utilizar lejía, colocando en el interior un platito con agua y unas gotitas de lejía e iniciar el ciclo completo.

    8. Limpiar los fregaderos de cerámica

    816 48x48

    La lejía también es un producto de limpieza práctico en la cocina, en especial para limpiar y desinfectar los fregaderos y la encimera, siempre y cuando sea de cerámica. Si es de aluminio, mejor evitar el uso de la lejía ya que al ser muy fuerte puede deteriorar su superficie.

    9. Quitar las manchas de café o té

    915 48x48

    Si han quedado huellas de la taza de café o de té en el mantel de la mesa, aquí tienes un sencillo truco para eliminar las manchas por completo. Sumerge el mantel o la prenda en agua con unas gotitas de lejía y deja en remojo durante toda la noche.

    10. Mantener limpia el agua de los floreros

    10 foto10 48x48

    Cómo hacer que el agua de los floreros se mantenga limpia por más tiempo y no adquiera ese tono amarillento. Pues resulta que la lejía también puede ser práctica, diluyendo una cucharadita en un litro de agua. De esta sencilla manera conseguiremos mantener limpia el agua por más días.

    11. Hacer más duraderas las flores

    1110 48x48

    Para que las flores que hemos cortado previamente y colocado en un jarrón duren más tiempo, podemos añadir unas gotitas de lejía en el agua, pero sin excederse porque entonces el efecto será el contrario. De esta manera, con este sencillo truco, las flores aguantarán más días.

    12. Desinfectar las manos

    1210 48x48

    La lejía también ayuda a desinfectar las manos y las uñas, sobre todo cuando hemos tocado determinadas sustancias. Para ello, basta con añadir unas gotitas al agua y sumergir las manos. Con un cepillo, limpiar las uñas suavemente. También ayuda a blanquearlas.

    13. Limpiar los alimentos

    138 48x48

    Entre los usos de la lejía, también la podemos utilizar para limpiar los alimentos que previamente debemos pasar por el chorro de agua. Así, por ejemplo, basta con añadir unas gotitas de lejía al agua y sumergir el alimento, dejándolo unos segundos, y luego lavándolo solo con agua.