Navidad 2016

5 Trucos para ser más productivo en el trabajo

5 Trucos para ser más productivo en el trabajo

5 Trucos para ser más productivo en el trabajo. Con una serie de trucos, podemos mejorar nuestra productividad laboral.

por en Ocio, Trabajo Mujer, Información Ocio
Última actualización:

    mujer y hombre trabajando ordenador productividad EllaHoy 2014

    5 Trucos para ser más productivo en el trabajo. El ritmo de vida que llevamos en la actualidad, provoca que tengamos la necesidad de ser productivos en el trabajo, en el colegio, y en nuestras vidas en general. Centrándonos en el apartado laboral, os acercamos una serie de consejos o trucos para ser más productivos en este aspecto y al terminar la semana, haber conseguido unos buenos logros en el trabajo. La actitud es lo primero que hay que tener en cuenta, si estamos cansados de nuestra rutina y tenemos una mala actitud, no conseguiremos nada. Así que una vez estemos motivados para progresar y mejorar nuestra producción, podemos seguir los cinco trucos para culminar y poder cumplir con nuestros objetivos.

    En todo caso, cuando se habla de productividad y eficiencia, es importante tener la mente clara, saber a lo que nos enfrentamos y ponerle ganas. Al final podremos comprobar que los retos a los que nos hemos enfrentado no son tan duros, pero en cambio la satisfacción que nos produce superarlos, es elevada.

    Sin más, os dejamos con los cinco mejores consejos para que podamos ser más productivos en nuestro trabajo.

    Este consejo o truco hace referencia a la expresión “comer ranas por la mañana”, ya que como dijo Mark Twain, a lo largo del día no podrá ocurrir nada peor. En otras palabras, lo que significa es que podemos iniciar el día intentando superar los retos más difíciles.

    Si hay una serie de tareas con las que nos sentimos cómodos aplazándolas día tras día y olvidándonos de ellas temporalmente, no hay mayor satisfacción que terminar con ellas de una vez por todas. Si de buena mañana nos ponemos con ello y superamos los retos, terminaremos el día con una gran sensación de productividad y eficiencia.

    El consejo es siempre partir el día en diferentes partes y desconectar unos minutos en el caso de que hubieran “muchas ranas para comer hoy”. De este modo, nos sentiremos mejor en el momento de reanudar la marcha.

    Las personas en general solemos confundir el término productividad, ya que la palabra en sí tiene como significado que una vez finalizado el mejor trabajo posible, todavía tengamos energía para realizar otras actividades.

    De este modo, una persona que trabaja una hora seguida y descansa cinco minutos, será más productiva que después de cuarenta y cinco minutos, decide hacer una parada de quince minutos.

    Tenemos que organizarnos priorizando nuestra energía. Si nuestro cuerpo es capaz de trabajar al 100% en una tarea durante una hora, por poner una ejemplo, no seremos más productivos si nos pasamos dos horas sin descansar.

    Si tenemos problemas de atención, continuamente comprobamos las novedades de nuestras tiendas online favoritas, y nos distraemos con frecuencia, podemos procurar cambiar la situación poco a poco, para mantener un progreso en nuestra trayectoria laboral.

    Si conseguimos detectar nuestros defectos de productividad, ya estaremos hablando de otro reto, produciéndonos satisfacción y podremos seguir adelante. Analizar continuamente nuestra situación, en busca de defectos será bueno para nuestra productividad.

    En el momento que toca trabajar hay que dar todo de nosotros, pero a lo largo de todo el día debemos disfrutar de las cosas. Si prestas atención a la forma de conectar con la gente, al gusto de la comida, a cómo te sientes delante de cualquier situación, y tu influencia por el mundo exterior, verás como tu conciencia se elevará.

    De este modo, estaremos disfrutando del presente y debemos tener en cuenta que los detalles tienen mucha importancia, pudiéndose convertir en muy buenas ideas. Al fin y al cabo, las ideas creativas son también necesarias para una buena productividad.

    Una buena planificación del trabajo, el hecho de establecer plazos para acelerar el ritmo, o encontrar personas que puedan aportar un valor añadido a nuestros proyectos, son recursos que tenemos a disposición y un buen uso de ellos mejorará nuestra productividad.

    En el momento en que nos saltamos la planificación del día, deberemos realizar las diferentes tareas improvisando, y a la hora del café a media mañana, en lugar de desconectar, estaremos pensando en qué es lo siguiente que debemos hacer, teniendo en cuenta que nos hemos saltado la previa organización.

    Con esta serie de trucos podemos incrementar nuestra productividad al trabajo, pero no hace falta que sea de forma repentina, ir mejorando poco a poco para sentiros mejor en lo que hacemos y conseguiremos unos muy buenos resultados.

    954

    ESCRITO POR PUBLICADO EN OcioTrabajo MujerInformación Ocio

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares