7 hortalizas que plantar una vez y cultivar siempre

Si quieres cultivar tu propio huerto en casa, toma nota de las hortalizas a plantar para disfrutar de ellas recién recogidas.

por , il - Última actualización

    Tener un huerto en casa es una alternativa a tener en cuenta, sobre todo si te gusta la horticultura y además te preocupa comer sano. Tener tu propio huerto en el jardín de casa o en la terraza también te permitirá ahorrar en la cesta de la compra. Hay algunos tipos de hortalizas fáciles de cultivar y que podrás tener a tu disposición recién recogidos del huerto o macetero. ¿Cuáles son las hortalizas que plantar una vez y cultivar siempre? Entre ellas, la lechuga, la albahaca o el apio.

    1. Lechuga

    Un ingrediente básico de cualquier ensalada es la lechuga, la cual puedes plantar directamente en un macetero. Puedes comprar las semillas o utilizar el tallo de una lechuga, sin las hojas. Colócalo en un recipiente con agua cerca de la ventana y en unas 2 semanas tendrá raíces para ser plantado.

    2. Albahaca

    La albahaca es una hierba aromática ideal para aderezar platos, zumos e infusiones. Ponemos en agua un esqueje de albahaca y lo dejamos durante una semana hasta que broten las raíces, y entonces lo plantamos en tierra. También tenemos la opción de comprar las semillas.

    3. Apio

    El apio es un vegetal fácil de cultivar y que se puede utilizar para múltiples platos en una dieta saludable. Cogemos el tallo del apio y lo colocamos en un vaso con agua hasta que le broten las raíces, y a partir de ahí ya podemos plantarlo en una maceta en el jardín o en la terraza.

    4. Cebolla

    Si quieres plantar cebolla, también lo tienes fácil. Coge la base de la cebolla o su parte central y colócala en un platillo con agua, y a partir de ahí a esperar a que broten las raíces. Entonces será el momento de trasferir la cebolla a la tierra para que comience su crecimiento.

    5. Ajo

    El ajo también es fácil de cultivar en tu propia casa. La manera más sencilla es enterrar en una maceta unos dientes de ajo para que le broten directamente las raíces. De esta manera tendrás a mano ajo fresco natural. Lógicamente, hay que regar cada día la tierra para ayudar a las raíces a brotar.

    6. Jengibre

    La opción más fácil es enterrar un tallo de jengibre. Si le ha salido un brote, se puede plantar directamente, sino deja el tallo una noche en agua. También tenemos la opción de comprar las semillas. Una especie que es muy fácil de cultivar en tu propio jardín.

    7. Aguacate

    Para cultivar aguacates, conservar las semillas y entiérralas en una maceta. Eso sí, en este caso, se trata de un cultivo de regiones cálidas, por lo que es importante que cuente con la temperatura adecuada para que crezca en condiciones y podamos tener unos aguacates al alcance de la mano.