7 situaciones que solo un abstemio puede entender

¿No bebes alcohol? Entonces seguro que has vivido estas 7 situaciones por las que pasamos todos los abstemios.

por , il - Última actualización

    7 situaciones que solo un abstemio puede entender

    Nunca entenderemos por qué la gente necesita tomar alcohol para pasárselo bien, pero lo verdaderamente relevante no es eso, sino los momentos de tensión que nos genera pronunciar la simple frase “No, gracias, no bebo alcohol”. Si eres una de estas ‘personas sanas’, seguro que sabes a lo que nos estamos refiriendo. Descubre las 7 situaciones que solo un abstemio puede entender. ¡Te van a sonar todas!

    1. Pasas a ser ‘la sana’ del grupo

    Justo en el momento en el que tus amigos y conocidos se enteran de que no bebes alcohol comienzan a hacer comentarios sobre lo sana que eres. “Haces muy bien, no beber es lo mejor” es una de las respuestas estrella, y es que además parece que ahora todo el mundo quiere tener una vida saludable. Y nosotras nos preguntamos: si tan bueno es, ¿por qué ellos sí beben? Todo un misterio aún por resolver.

    2. Dejas de ser persona para ser un taxi

    En cuanto reconozcas que eres abstemia te van a llover los planes y te van a invitar a todas las fiestas habidas y por haber, especialmente si también tienes carnet de conducir. Y es que encontrar a una persona que se encargue de llevar de vuelta a casa a todo el grupo de amigos sabiendo que no va a pasar nada es todo un lujo. Para ellos, pero lujo al fin y al cabo.

    3. Al fin podrás demostrar que sí venimos del mono

    Beber un poco de alcohol no está mal siempre y cuando se haga con control. El problema viene cuando tus amigos beben tanto que comienzan a hacer tonterías. Sí, nos estamos refiriendo a los comentarios sin sentido, a los movimientos extraños y al acecho de toda fémina o varón que ronde por el lugar. Pero lo peor no es que lo hagan, sino que ellos no se den cuenta y tú sí.

    4. Tu cartera sonríe cada vez que vuelves de fiesta

    Tus amigos te preguntan cómo es que siempre tienes dinero para irte de cena o de viaje, y la respuesta es sencilla: ser abstemio es sinónimo de ahorrar.

    5. … y tu hígado también

    Cosas como la resaca, los vómitos, los dolores de barriga, las intoxicaciones etílicas y las enfermedades relacionadas con el mundo del alcohol están muy alejadas de ti, y más si practicas deporte.

    6. Eres la mujer de los recuerdos

    Una situación muy graciosa es cuando al otro día todos vienen a ti para preguntarte qué hicieron la noche anterior porque no recuerdan nada, haciéndote sentir como una vidente del pasado. Eso sí, muchas de las cosas que has tenido que presenciar no fueron en absoluto agradables, pero eso nadie lo tiene en cuenta.

    7. “El agua para las ranas”

    Que no se te ocurra ofrecer al resto un poco de tu agua, porque esta frase saldrá disparada sin compasión. Y claro, en la interpretación está lo más divertido, porque literalmente te han llamado ‘rana’, con todo lo que ello acarrea. Pero bueno, lo importante es pasarlo bien y tomarlo como un toque de humor, que ya vendrán pidiéndonos un poco cuando la necesiten. ¡No falla!

    ¿Qué te ha parecido este artículo? Te recomendamos que también eches un vistazo a los usos alternativos de las bebidas alcohólicas. ¡Para algo se pueden aprovechar!