Navidad 2016

8 usos alternativos del brillo de uñas

8 usos alternativos del brillo de uñas

El esmalte de uñas transparente se convertirá en tu salvavidas favorito. Atenta a todos los usos que puedes darle porque son muchos.

    8 usos alternativos del brillo de uñas

    Seguro que guardas un botecito de esmalte de uñas transparente en tu neceser. ¿Sí? Pues atenta porque puede solucionarte varios problemas del hogar (además de darle a tus manos un toque de brillo irresistible).

    El brillo de uñas sirve para (casi) todo. Al ser transparente no se notará a primera vista por lo que podrás aplicarlo en todo tipo de superficies y objetos para evitar que manchen o que se manchen.

    Seguro que alguna vez has tenido una pieza de bisutería que te deja el dedo, las orejas, el cuello… con un horrible color verdoso cada vez que te lo pones o quizá tengas alergia a los metales. Puedes seguir luciendo tus joyas favoritas si pintas con esmalte de uñas transparente las zonas que entran en contacto con tu piel. Al cabo del tiempo tendrás que repetir la operación pero podrás llevarlas sin miedo.

    Este truco será el favorito de las amantes del DIY. Cuando pintes un objeto con un detalle como unas flores o una inscripción podrás fijarlo extendiendo por encima una capa de laca de uñas.

    A veces los muebles, sobre todo en las esquinas, se astillan. Para que tu ropa no se enganche en ellas o el niño acabe con una clavada, aplícale pintauñas.

    Con el paso del tiempo los botones tienden a descoserse. Si pones unas gotitas de esmalte de uñas sobre los hilos que aseguran el botón a la tela ¡durarán mucho más!

    Cualquier producto de belleza que tenga un envase metálico se oxidará si lo guardas en el baño, y lo peor es que dejará un cerco de oxido en ese mueble que tanto te costó pintar de blanco. Ponle esmalte en la base y te ahorrarás el disgusto.

    Uno de los usos más conocidos para la laca de uñas. Evita que las carreras y desgarrones sigan creciendo con unas gotitas de pintauñas.

    El esmalte transparente también sirve para reparar unos zapatos. Lo más normal es que con el paso del tiempo tengan rozaduras, sobre todo en la zona de la costura. Para que vuelvan a estar como nuevos aplica el esmalte y cuando esté seco frota con un cepillo para que el brillo no sea tan evidente. Este truco sirve sobre todo para zapatos con acabado brillante como el charol, nunca lo hagas sobre calzado de ante.

    Si no tienes buen pulso, la laca de uñas se convertirá en un elemento más dentro de tu costurero. Moja el hilo ligeramente antes de enhebrar la aguja, se quedará más firme y será más fácil pasarlo por la abertura a la primera.

    El esmalte de colores, las sombras de ojos y el corrector también tienen muchos usos alternativos ¡descúbrelos todos!

    640

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares