Navidad 2016

¿Afecta la Luna a nuestras emociones?

¿Afecta la Luna a nuestras emociones?

Un estudio ha determinado que el satélite natural influye en nosotras mucho más de lo que creemos. ¡Te desvelamos cómo lo hace!

por en Bienestar y salud, Curiosidades, Ocio
Última actualización:
    ¿Afecta la Luna a nuestras emociones?

    Desde la antigüedad se ha pensado que la Luna ejerce una influencia especial sobre la Tierra, y un gran ejemplo lo tenemos en su poder sobre las mareas. Pero ya no sólo eso, sino que también afecta al ciclo vital de los animales y las plantas, al ciclo de sueño de los niños e, incluso, al crecimiento de nuestro cabello. ¿Quieres saber si la luna afecta también a nuestras emociones? ¡Te lo desvelamos!

    El neurocientífico Mark Filippi realizó una investigación en la cual se desveló que existe un claro vínculo entre las fases lunares y la generación de una serie de neurotransmisores del cerebro humano, los cuales están conectados directamente con las emociones. Se tratan de:
    Acetilcolina: Está relacionada con la memoria y la intensidad de los sentidos, por lo que aumenta la empatía a grandes niveles.
    Serotonina: Regula los estados de ánimos positivos y negativos. En bajos niveles guarda cierta relación con la aparición de la depresión, aunque todavía no se han determinado las causas exactas.
    Dopamina: Genera el placer motivando la motivación y el deseo.
    Noradrenalina: Nos mantiene alerta en situaciones de estrés, estimula la felicidad, la libido y el apetito.

    Durante la primera fase lunar, la acetilcolina es generada en mayor medida. Como ya se ha dicho anteriormente, estimula la empatía y nos hace ser mucho más receptivas. Notarás cómo las opiniones de los demás no sólo no te molestan, sino que incluso llegas a sentir cierta curiosidad por saber por qué esa persona piensa así. Es el momento perfecto para iniciar nuevos proyectos, especialmente aquellos que se requiere trabajar en grupo.

    La serotonina es la protagonista de esta fase, lo cual nos ayuda a meditar para ver tanto el lado positivo como el negativo de las cosas. Esto nos ayudará a preguntarnos por ciertas cuestiones, relajar nuestra mente y dejar fluir nuestra creatividad.

    Cuando la Luna brilla con todo su esplendor, nosotras nos relacionamos mucho mejor con el resto de personas, especialmente en eventos sociales. La dopamina es la responsable de este comportamiento, y es que buscamos divertirnos y dejar el trabajo a un lado por sentir cierta dificultad para concentrarnos.

    El final del ciclo lunar arrastra todo el estrés que se ha ido acumulando, por lo que nos sentiremos más cansadas y a la defensiva ante cualquier comentario que nos puedan lanzar. Seguramente te sientas bastante alterada, así que no te preocupes porque seguramente sea debido a la influencia Lunar. ¡Tan sólo tendrás que mirar por la ventana y comprobarlo!

    576

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Bienestar y saludCuriosidadesOcio

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares