Navidad 2016

Almejas a la marinera: receta tradicional para Navidad [VÍDEO]

Almejas a la marinera: receta tradicional para Navidad [VÍDEO]

Almejas a la marinera: receta tradicional para Navidad. Si hay una receta con sabor a mar por excelencia esa es las almejas a la marinera. De origen gallego, en la actualidad, este plato admite múltiples variables. Su preparación es sencilla y el resultado es tan exquisito, que se puede convertir en el plato estrella de tu menú navideño. Eso sí, es fundamental que el principale ingrediente, la almeja, sea de calidad.

por en Cocina, Ocio, gastronomía, Recetas Navidad
Última actualización:

    4b8d8 receta almejas a la marinea

    Almejas a la marinera: receta tradicional para Navidad. Una de las recetas de cocina más tradicionales es las almejas a la marinera. Se trata de un guiso con mucho sabor a mar de origen gallego que admite múltiples variables. Y, aunque sea un plato frecuente, puedes integrarlo perfectamente en tu menú navideño. El ingrediente principal son las almejas, por lo que tienes intentar que éstas sean de calidad para que el resultado final sea exquisito. La preparación de las almejas a la marinera no tiene ninguna complicación, es un proceso sencillo, que a continuación te detallamos paso a paso.

    Si no quieres abusar del marisco por problemas de ácido úrico o quieres un plato ligero que no contenga muchas calorías para evitar kilos de más una vez finalizada la Navidad, ¡ésta es tu receta ideal!

    Los ingredientes que vas a necesitar para hacer almejas a la marinera son (para seis personas): dos kilos de almejas, dos dientes de ajo, dos cebollas, una hoja de laurel, 75 mililitros de aceite de oliva virgen extra, dos cucharadas de harina de trigo, dos cucharadas de perejil picado, dos cucharadas de salsa de tomate casero, una cucharada de pimentón dulce de la Vera, media guindilla, un vaso de vino blanco y sal (al gusto).

    Antes de empezar a cocinar, es importante que quites bien la arena que suelen traer las almejas para que no estropee la receta. Conviene tenerlas unas tres horas antes de cocinarlas en una cazuela o recipiente grande de plástico con agua, añadir un puñado de sal gruesa y cambiar dicho agua tres o cuatro veces. Por otra parte, intenta compras las almejas vivas y cocinarlas el mismo día que vas a hacer la comida o cena de Navidad. De esta manera, aprovechas la buena calidad de la almeja, que estará en su punto.

    También, para que salgan de rechupete, puedes abrirlas al vapor. Para hacerlas al vapor lavamos muy bien las almejas en agua fría y quitamos todas las impurezas. Ponemos a calentar medio vaso de agua en la cazuela. Cuando el agua empiece a hervir, añadimos una hoja de laurel y, a continuación, las almejas. Las dejamos cociendo tapadas unos tres minutillos, y en cuanto estén todas abiertas las retiramos con una espumadera. Dejamos enfriar y reservamos en una fuente. El agua de la cocción no la vamos a tirar, la colamos y dejamos en un vaso.

    Tras esto, hay que seguir estos pasos de preparación:

    1. Pelamos las cebollas y los ajos. Quitamos el centro del ajo para que no repita ni pique.

      Troceamos finamente las cebollas, los dientes de ajo y el trocito de guindilla (si nos os gusta ese toque picante ya sabéis, obviad este ingrediente), deben quedar trocitos muy pequeñitos con el fin de que al final del guiso no se aprecie ninguno de los dos ingredientes.

    2. Ponemos la cazuela que hemos empleado para hacer las almejas al vapor con el aceite de oliva y añadimos la cebolla y el ajo. Cuando esté todo bien pochado y con un característico color tostado, añadimos el pimentón de la Vera y removemos a fuego lento durante un minuto, que no se queme o nos estropeará la salsa.
    3. Espolvoreamos la harina en la cazuela y removemos con cuidado para mezclarla bien. El efecto de la harina con la cebolla y, sobre todo el aceite, ayudará a ligar y espesar la salsa. Dejamos que se cocine tomando algo de color, pero sin que se queme. Perfecto, ya tenemos la base de la salsa marinera.
    4. Añadimos el vaso de vino blanco. Emplead siempre un buen vino, el mismo que vayáis a beber en la comida, la receta os lo agradecerá. Removemos espesando la salsa y dejando que se evapore el alcohol. Introducimos lo que ha quedado del agua de hacer las almejas al vapor y el tomate frito casero. Dejamos que espese durante unos diez minutos a fuego medio sin dejar de remover.
    5. Salpimentamos, si es necesario, aunque normalmente no es necesario añadir sal, la que deja el jugo de las almejas es suficiente
    6. A continuación, añadimos las almejas que ya teníamos seleccionadas y abiertas al vapor. Ligamos la salsa y las almejas un par de minutos removiendo con mucho cuidado, esperamos un par de minutos más con el fuego apagado hasta que las almejas se impregnen bien de la salsa.
    7. Servimos inmediatamente en una cazuela de barro o una bandeja grande espolvoreando con el perejil picado. Tened preparada la barra de pan que más os guste porque os aseguro que el saborcillo de esta salsa es espectacular.

    ¿Todavía no te ha quedado clara la receta? ¿Te has perdido en alguno de los pasos? No pasa nada, te lo mostramos también en vídeo.

    1015

    ESCRITO POR PUBLICADO EN CocinaOciogastronomíaRecetas Navidad

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares