Amistad para toda la vida: Cómo reconocer a un verdadero amigo

Existen amistades para toda la vida y otras que por el contrario, sólo son pasajeras. Pero, cuál es la diferencia. Si quieres saber cómo reconocer a un verdadero amigo, no te pierdas el artículo.

por , il

    Amistad para toda la vida: Cómo reconocer a un verdadero amigo

    Las amistades son algo complicado que, generalmente, no duran para toda la vida. Es muy difícil encontrar a un verdadero amigo con el cual compartir las alegrías y las penas sin temor a la traición y con una confianza absoluta. Lo que diferencia a las verdaderas amistades de las amistades pasajeras es lo mismo que diferencia a las relaciones esporádicas y al amor de tu vida. Existen personas con las que por afinidad y características personales podemos tener un flechazo de amistad y sin embargo, existen otras con las que jamás podemos mantener la amistad en el tiempo. Hoy te ayudaremos a reconocer a un verdadero amigo o amiga.

    Cómo reconocer a un verdadero amigo

    Confianza y comodidad

    Uno de los signos que pueden llevarte a identificar a un verdadero amigo, es la confianza. Con esa amistad especial no necesitas comunicarte en gran medida, explicar que es lo que te pasa, ni si quiera fingir o guardar la compostura. No importa cómo te encuentres, siempre te hará reír y sacará una sonrisa. Además, para poder reconocer la confianza que solo se consigue con un amigo de verdad piensa si has llorado o llorarías alguna vez delante de él o ella. Llorar es la expresión emocional más íntima que poseemos y si, estarías dispuesta a hacerlo delante de esa persona. Es porque vuestra confianza es verdaderamente la que se genera entre dos amigos o amigas verdaderos.

    Tiempos muertos

    La verdadera amistad no necesita cuidados extremos, siempre está ahí. Si por cualquier motivo del día a día no has podido pasar tiempo con tu amigo o amiga y os veis después de meses. Una de las señales más inequívocas de que verdaderamente esa relación es para toda la vida, es que te sentirás como si no hubiera pasado el tiempo. Incluso aunque vuestras vidas hayan cambiado mucho y no hayáis podido veros durante años, todo volverá a ser como siempre y ese recuentro supondrá un viaje en el tiempo real.

    Terceras personas

    Existen relaciones de amistad tóxicas, que intentarán destruir tus relaciones de amistad por celos o envidia. Un verdadero amigo jamás dará crédito a ninguna afirmación negativa sobre vuestra relación o dejará que te difamen en su presencia. Ten en cuenta que este tipo de relaciones se basan en el conocimiento profundo, y cuando una persona verdaderamente sabe cómo eres, lo que opinen los demás no tiene importancia.

    Saber conservar a un buen amigo o amiga

    Si tienes un buen amigo o amiga puedes considerarte afortunada, y debes intentar mantener esa relación cueste lo que cueste. No dejes que la relación se enfríe por vuestras vidas hayan cambiado intenta sacar tiempo para pasar con esa persona y sobretodo inclúyela en tu círculo próximo. Preséntale a tu pareja, y pasa el tiempo con ambos. Piensa, que cuantas más personas que te quieren estén presentes en tu vida, mejor será ésta.