Arm knitting: El arte del punto con los brazos y sin agujas

Arm knitting: El arte del punto con los brazos y sin agujas

¿Has escuchado hablar de la novedosa técnica de arm knitting? Se trata de una original manera de tejer en punto con la ayuda de tus brazos. A continuación, te enseñamos a crear originales diseños.

por en Hazlo Tú Misma, Ocio, patrones punto
Ultimo aggiornamento:

    Arm Knitting: Descubre la técnica de tejer sin agujas. ¿Eres una apasionada de las labores de ganchillo, crochet o punto? Sorpréndete, en esta ocasión, con una nueva técnica para tejer, el arm knitting, también conocido como tejer con tus brazos. ¡Descúbrelo!

    El arm knitting es una técnica que te permite tejer con la sencilla ayuda de tus brazos. Si bien aquellos que la desconocen pueden dudarlo, te aseguramos que se pueden crear bufandas, bolsos, sombreros o, por ejemplo, jersey.

    Esta técnica es muy sencilla, económica y apta para mayores y también pequeños. Aquí solo existen tus brazos y los movimientos de estos para crear todo aquello que desees. ¿Te gustaría aprender a crear, por ejemplo, un accesorio para el otoño? A continuación, te enseñamos.

    En primer lugar, debes elegir una lana muy gruesa para facilitar la labor de arm knitting. A continuación, realiza un nudo mágico para el primer punto, de la misma forma que si montaras los puntos en la aguja.

    Ahora, pasa la mano derecha por el interior de la orejita del nudo y ajústalo en la muñeca, sin excesiva fuerza para que luego puedas hacerlo correr por el brazo.

    Seguidamente, ayúdate de la mano izquierda para tomar el extremo de la lana que va al ovillo, tal y como si tuvieras que montar otro punto en la aguja.

    Realiza una orejita y con la mano izquierda, como si se tratara de la aguja izquierda, inserta un dedo para hacer pasar la lana a través de la orejita. Tira un poco y habrás obtenido el punto gigante. Ahora pasa la mano izquierda por el interior para colocarlo junto con el primer punto que espera en el brazo izquierdo. Continúa haciendo los puntos hasta completar la cantidad que desees para tu bufanda.


    Por último, ata el extremo que queda suelto para que no se estire mucho al maniobrar.

    Una vez que has montado todos los puntos que deseas en el brazo izquierdo es el turno, entonces, de comenzar a tejer al derecho la primera hilera.

    Para ello, ayúdate de la mano derecha y toma el primer punto del brazo izquierdo y sácalo estirándolo un poco. Sujeta el punto ahora con la mano izquierda y busca la lana utilizando la mano derecha para cogerla y traerla por el interior del punto.

    A continuación, suelta el punto original y coloca este nuevo punto en la mano derecha. Ya has conseguido, entonces, el primer punto tejido al derecho de la hilera.

    Repite esta operación con cada punto hasta llegar al final. Tienen que quedarte todos los puntos gigantes tejidos en el brazo derecho.

    Para crear la siguiente vuelta se teje al derecho pero pasando los puntos del brazo derecho al izquierdo nuevamente. Realizando la misma operación, pero con la otra mano y asegurándote de que el punto no se retuerce.

    Por último, te enseñamos además a crear una capa de punto y vestidos de punto para niños.

    629

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Hazlo Tú MismaOciopatrones punto Última actualización: Jueves 02/06/2016 07:17
     
     
     
     
     
     
     
    Más populares