Armarios: ¿cuál elegir?

El armario es un mueble básico en decoración, pero ¿cuál elegir? Aunque el estilo es importante, lo primordial es tener en cuenta el espacio del que disponemos y el número de personas que lo van a utilizar. Te damos algunas claves para elegir con acierto el amario y, sobre todo, para sacarle el máximo partido.

  • Comenta
armario vestidor

Los armarios son básicos, pero ¿cuál elegir? La elección depende de muchos factores, pero hay dos primordiales: el número de personas que lo van a utilizar y el lugar para instalarlo. Aunque el dormitorio es su emplazamiento más habitual, tanto si es un armario modular como empotrado, también puedes valorar otras opciones como un pasillo, un distribuidor espacioso o una habitación que utilices poco. Existen infinidad de armarios, tantos como estilos (clásico, moderno, rústico…), pero antes de decantarte por un modelo conviene tener en cuenta una serie de claves para sacarle el máximo partido.

Si buscas ideas para renovar la decoración de tu casa y ganar más espacio para guardar ropa, zapatos y otros complementos, los armarios son una buena solución. Pero, ¿cuál elegir? Si ya tienes el resto del mobiliario, lo más conveniente para no romper la estética es buscar un estilo parecido, pero aunque éste es un detalle importante, lo primordial es el espacio con el que contamos y la distribución interior. Así, antes de decantarse por uno u otro modelo, hay que tener en cuenta algunas cuestiones:

  • Los armarios empotrados a medida, aunque pueden ser más caros por su equipamiento interior, son los que mejor se ajustan al espacio disponible, sobre todo en huecos difíciles. No obstante, una buena distribución del interior no significa hacer una gran inversión, basta con racionalizar el espacio y repartirlo de acuerdo con el tipo y la cantidad de ropa.
  • Por su parte, los armarios roperos tienen una ventaja, y es que darán un aspecto mucho más cálido y personal, sobre todo si se trata de decorar habitaciones infantiles.
  • En cuanto a las puertas del armario, las más cómodas son las batientes, pero si tienes poco espacio lo más práctico es optar por un modelo de puertas plegables que además dejan ver todo el interior. Las puertas con espejos también pueden ser una buena solución si no tienes mucho espacio en la habitación.
  • Para que un armario, sea empotrado o ropero, resulte práctico y cómodo, debe tener una buena distribución interior. La visibilidad es prioritaria, así que para ganar espacio en un armario destina la parte central del mueble para las prendas que más uses y reserva las zonas de acceso más difícil para la ropa de otra temporada.
  • Como mínimo, para que sea práctico, el armario debe disponer de piezas tan básicas como barras, estantes y cajones. Además, puedes decorar el interior haciendo tú misma los complementos, desde perchas a saquitos de olor, mil ideas de costura para el interior de tu armario.
  • Es aconsejable que el armario cuente con un espacio para cajoneras, cajas y zapateros en la parte inferior, lo que te permite dejar los altillos para maletas y ropa de cama.

Y si quieres ahorrar un poco, o si al mueble que tienes todavía le puedes sacar un poco más partido, siempre puedes optar por aprender cómo forrar un armario. En definitiva, si eres un poco manitas, y se te da bien el bricolaje, con una pequeña inversión en materiales podrás darle un nuevo uso a ese armario.

Comparte este artículo con tus amigos de Facebook

sábado 19/02/2011 escrito por Isabel en , , ,

 
Comenta

Recuerda mis datos

Publica un comentario
Síguenos EllaHoy
vuelve arriba