Artista inglesa recrea el erotismo del cuerpo humano en bastidores

Sally Hewett es una artista inglesa que recrea el erotismo del cuerpo humano cosiendo con sus manos entre bastidores.

por , il

    Artista inglesa recrea el erotismo del cuerpo humano en bastidores

    La originalidad de las obras de Sally Hewett está en la manera en que recrea el cuerpo humano en bastidores. Ese erotismo de determinadas partes queda perfectamente reflejado en sus obras. Una a una podemos ir viendo las inquietudes de esta artista inglesa que decidió romper con las normas y hacer algo totalmente distinto.

    Con hilo y aguja recrea el erotismo del cuerpo

    A post shared by Sally Hewett (@sally_hewett) on

    Hilo y aguja es la principal herramienta que esta artista inglesa utiliza en sus obras. La abuela de Sally Hewett como mucha de nuestras abuelas, era costurera. De ella aprendió a coser con bastidores, los bordados se le daban de maravilla. Gracias a ella tanto Sally como su hermana crearon una colección de tejidos y parafernalia de costura que heredaron cuando murió. Tiene unas tijeras que tienen más de cien años, perfectas para sus obras.

    Un inicio inesperado, el cuerpo entre bastidores

    La posibilidad de crear partes del cuerpo humano entre bastidores surgió de forma inesperada. Sally estaba desconectando un poco del arte, que tanto tiempo le absorbía, de la manera que le enseño su abuela: Cosiendo. Estaba haciendo una flor, pero se dio cuenta de que aquello parecía más un pezón. Siguió hasta verlo representado de forma clara y muy artística. Había nacido un nuevo tipo de arte, entre bastidores.

    El cuerpo humano le ofreció muchas posibilidades

    A post shared by Zunelle B (@dress.undress) on

    Una vez hubo terminado su primer pezón Sally descubrió que el cuerpo humano le ofrecía muchas posibilidades. Las imperfecciones le cautivaron desde niña. Sus mejores amigas tenían cicatrices de acné que le parecían increíblemente bellas y la otras un labio superior enorme. Esos rasgos característicos de su cuerpo mostraban su singularidad y la forma de los cuerpos que Sally deseaba plasmar entre bastidores. Lejos de estereotipos y cuerpos perfectos, lo suyo es una belleza real.

    La belleza real que recrea el erotismo

    A post shared by Sally Hewett (@sally_hewett) on

    Las partes más eróticas del cuerpo humano cosidas por Hewett en bastidores son las que ella ha visto. Pezones con pelo negro o pechos enormes, nada de medidas perfectas, el auténtico erotismo se encuentra en la belleza real. Los granos son un elemento recurrente que fascina por completo a la autora, en muchas partes de esos cuerpos de hilos están presentes. Defiende de esta manera las imperfecciones como forma de definición. Con unos aros como marcos y mucha imaginación con Sally Hewett podremos explorar la parte oculta del cuerpo humana.

    Si quieres saber más sobre arte en elementos cotidianos mira este artista coreano creando en tazas de té o el Body Marbling.