Aspectos de la imagen personal que percibimos primero

Existen algunos aspectos de la imagen personal que percibimos primero, son las claves del éxito inmediato.

por , il

    Aspectos de la imagen personal que percibimos primero

    Los aspectos de la imagen personal que percibimos primero son los encargados de darnos una buena o mala carta de presentación. Queramos o no, antes de que empecemos a hablar, las personas que acabamos de conocer se hacen una impresión de nuestro carácter. El juicio se habrá producido queramos o no, por eso será mejor que prestes atención a estos aspectos de tu imagen que van más allá de la ropa y los complementos. Te mostramos cuáles son los elementos más difíciles de controlar y los que primero notan de ti los demás.

    Tener cara redonda puede ser un aspecto de la imagen muy positivo

    Las caras redondas suelen despertar un mayor índice de confianza. Las personas con ese tipo de rostro suelen tener un aspecto más infantil. Según los estudios de la psicóloga Leslie Zobrowitz es una percepción de amabilidad que tenemos interiorizada. Aunque la realidad pueda ser distinta a simple vista percibimos esa idea. No es tan importante al tamaño o la forma de cada uno de los rasgos, ojos o nariz, por ejemplo, sino más bien el marco en el que situamos el conjunto.

    Estar en forma es sinónimo de inteligencia

    Una persona con un cuerpo saludable es un síntoma de inteligencia. Cuando vemos alguien que se cuida y tiene un cuerpo en perfectas proporciones, pensamos que su mente está igual de cuidada. Nada de pensar que los guapos son tontos, al contrario, cuanto más cuidado veamos en el exterior más inteligente pensaremos que es. Los kilos de más o unas proporciones inexactas nos hacen pensar en una falta de previsión o de cálculos que pueden acabar con un aspecto de la imagen personal positivo.

    Una sonrisa como aspecto personal positivo

    Las personas positivas y optimista atraen la prosperidad, ir con una sonrisa por la vida nos permite conseguir mejores resultados. El parecido emocional nos invita a contagiarlos de estas emociones, queremos disfrutar de esta prosperidad. Cuando vemos a alguien sonriendo inmediatamente nos entran ganes de imitarlo. Queremos saber el por qué de esta actitud, sentirnos invadidos por esa sensación. Pensamos que las personas que se ríen siempre son capaces de hacer frente a cualquier problema que pueda surgir y por eso, consiguen atraer la prosperidad a su vida.

    Qué pensamos de las personas que gesticulan mucho

    Los gestos también son elementos que percibimos en primer lugar. Una persona que gesticule mucho nos hará pensar en alguien nervioso o con falta de control sobre sus propias emociones. Alguien que esté quieto puede significar una gran timidez o dificultad para relacionarse con los demás. Nunca se sabe qué es lo que se esconderá detrás de cada gesto, pero la forma en la que los iniciamos tiene mucho qué ver.

    Si quieres saber más sobre lenguaje corporal los gestos a evitar en una conversación o las técnicas para entenderlo.