Beneficios de usar el transporte público

¿Viajas en tu coche a diario? Eso es porque todavía no conoces los beneficios de usar el transporte público. ¡Plantéate un cambio!

por , il

    Beneficios de usar el transporte público

    Desplazarnos en nuestro propio vehículo puede resultar más cómodo en ciertas ocasiones pero, ¿alguna vez te has parado a pensar en las ventajas ofrece el viajar en autobús o en tren? Te contamos los beneficios de usar el transporte público.

    Beneficios de usar transporte público

    • Contaminas menos. Esta es la razón más conocida por la gran mayoría de las personas, y es que con el cambio climático todos estamos más concienciados en cuanto al derroche innecesario de energía y al elevado número de poluciones que los coches individuales emiten a diario. El transporte público es una opción fantástica para reducir el número de emisiones de CO2, por lo que estarás ayudando al medio ambiente con tu decisión.
    • Hay menos atascos. Si cada persona que utiliza un coche para desplazarse a sí mismo acudiera a su destino en transporte público, no cabe duda de que los atascos disminuirían por la reducción de vehículos en carretera.
    • Ayudas a los empresarios. Todos tenemos que buscarnos la vida de una forma u otra, y los dueños de las empresas encargadas del transporte público no son una excepción. Utilízalo y contribuirás al aumento de puestos de trabajo en este sector.
    • No tendrás problemas de aparcamiento. Utilizando transporte público te despedirás para siempre de buscar aparcamiento para tu vehículo, ya que únicamente tendrás que preocuparte de estar atenta para bajar en tu parada.
    • Caminas más. Cuando vamos en nuestro propio coche siempre procuramos aparcar los más cerca posible de nuestro destino, pero en transporte público no siempre será así. No obstante, puedes utilizar estos minutos para caminar y ponerte en mejor forma.
    • Vas más segura. Un autobús o un tren alberga a miles de personas a lo largo del día, por lo que los sistemas de seguridad y la responsabilidad de los conductores aumenta exponencialmente. Por lo general, los sistemas siempre estarán bien preparados y contarás con personas cualificadas que te ayuden si necesitas ayuda o te surge cualquier tipo de problema.
    • Puedes disfrutar del paisaje. Al tener que conducir solo puedes ir atenta a la carretera, pero el hecho de que otra persona se encargue de esa tarea te otorga la posibilidad de disfrutar de los paisajes por los que pasas, especialmente si partes a un lugar lejano.
    • Puedes utilizar el tiempo del viaje. Si no te gusta pararte a mirar el paisaje o simplemente necesitas tiempo para acabar esa tarea que dejaste ayer incompleta, puedes utilizar el tiempo que necesites de trayecto para emplearlo en lo que desees. Si lo utilizas a diario te darás cuenta de la cantidad de tiempo extra que puedes aprovechar.
    • Conoces a otras personas. Por H o por B, ir en transporte público implica estar en contacto con otras personas. Puede que las que encuentres un día sean más agradables que otras, pero lo cierto es que siempre te toparás con individuos muy curiosos de los que puedes aprender algo.

    ¿Qué te ha parecido este artículo? Te recomendamos que también eches un vistazo a estas razones por las que debes viajar sola.