Burbujas de agua comestibles: Alternativa ecológica a las botellas

¿Imaginas comer agua en vez de beberla? Descúbrelo todo sobre las burbujas de agua comestibles, la alternativa ecológica a las botellas más novedosa.

por , il

    Burbujas de agua comestibles: Alternativa ecológica a las botellas

    ¿Te imaginas lo que sucedería si desaparecieran todas las botellas de plástico del mundo? Efectivamente: gran parte de la contaminación desaparecería. Ese es el sueño de un grupo de ingenieros de Londres, quienes han lanzado una alternativa ecológica a las botellas. Te contamos todo sobre las burbujas de agua comestibles.

    Burbujas de agua comestibles

    No mucha gente se para a pensar en el auténtico problema que suponen las botellas de plástico con las que envasamos el agua. Claro está que se trata de un envase muy cómodo para el día a día, pero evidentemente supone un gran impacto en el medio ambiente, y más si tenemos en cuenta que el agua se trata de una sustancia que debemos ingerir a diario sin excepción.

    El equipo Skipping Rocks Lab ha sido consciente del problema que supone el embotellado del agua y ya en 2013 lanzó una propuesta revolucionaria como alternativa ecológica a las botellas de plástico. Su idea fue conservar el agua potable en el interior de una membrana comestible en forma de burbuja, la cual la protege de cualquier agente externo y, por supuesto, la retiene sin ningún tipo de fugas.

    Afortunadamente, gracias al trabajo de los ingenieros londinenses y a la gran acogida que ha tenido la campaña de crowdfunding, este proyecto ha visto al fin la luz. Las burbujas de agua comestibles han sido bautizadas como Ooho! y se trata de un producto no contaminante. Su membrana está elaborada con extractos naturales de algas, por lo que el sabor del líquido no se altera en absoluto. Además, son completamente biodegradables. De hecho, si la burbuja no es consumida antes de cumplir los 2 meses, esta se degrada por sí sola.

    #ephopefest

    A post shared by Ooho! (@oohowater) on

    No es necesario decir que esta idea transforma por completo el concepto que tenemos de beber agua. Con este revolucionario sistema ya no se tratará de beber agua, sino de comerla.

    No obstante, un aspecto que todavía queda pendiente es el transporte. Pero, ¿quién sabe? Puede que pronto recibamos nuevos avances al respecto e, incluso, noticias de un éxito atronador.

    ¿Qué te ha parecido este artículo? Te recomendamos que también eches un vistazo a la guardia civil que fue sancionada por tener la regla.