Campaña contra el acoso sexual en el metro del DF ya es viral

¿Aún no conoces la campaña contra el acoso sexual en el metro del DF? Entérate de todo lo ocurrido en esta acción mexicana que ya es viral.

por , il

    Campaña contra el acoso sexual en el metro del DF ya es viral

    El machismo es un problema por resolver en nuestra sociedad aun en pleno siglo XXI. Como mujeres no solo debemos soportar comentarios machistas casi a diario, sino que a menudo encontramos incluso anuncios que estereotipan a la mujer y otras conductas que llevan a las propias mujeres a actuar de modo machista. No obstante, la peor parte se la llevan quienes sufren acoso sexual, bien sea en el trabajo o en la calle. Para denunciarlo, se ha lanzado una campaña contra el acoso sexual en el metro del DF, la cual ya se ha convertido en viral.

    Campaña contra el acoso sexual en el metro del DF

    México ya está harto de que el acoso sexual esté presente a diario, el cual hace sentir incómodas y atemorizadas a las víctimas. Para concienciar a todos los ciudadanos de este grave problema, se ha lanzado una campaña en el metro del DF.

    La campaña ha consistido en instalar un asiento con morfología masculina, es decir, un asiento al que se le ha añadido la forma del torso, las piernas y el pene de un hombre. La finalidad ha sido precisamente hacer sentir incómodos a los viajeros varones, y así se ha hecho saber en el cartel situado justo encima versando “Exclusivo para hombres”. Con esto se pretendía atacar al colectivo masculino precisamente porque las estadísticas mostraban un notorio porcentaje de acosadores pertenecientes a este género. No obstante, su efecto se ha extendido a todo aquel que lo veía, llegando a convertirse en algo viral.

    Durante toda la jornada los viajeros se han sentido incómodos simplemente manteniendo el contacto visual. De hecho, algunos de ellos ni siquiera podían mirarlo fijamente sin lanzar un gesto de repugnancia.

    Otros, más despistados, se han llevado una desagradable sorpresa al sentarse sin percatarse de que no se trataba de un asiento más. Su reacción ha sido levantarse súbitamente en el momento en el que sentían algo entre sus piernas.

    Por último, los más osados han intentado cubrir los genitales con chaquetas y otros objetos para sentarse, pero finalmente han desistido y han optado por ir de pie para sentirse más cómodos.

    Estas reacciones son, precisamente, las que buscaba la campaña. Hacer sentir a los viajeros incómodos, violentos, atacados e indefensos. Además, para aclarar que se trataba de una campaña, junto al asiento se ha insertado un cartel en el que podía leerse “Es molesto sentarse aquí, pero no se compara con la violencia sexual que sufren las mujeres en su vida cotidiana. 9 de cada 10 mujeres en Ciudad de México han sido víctimas de alguna forma de agresión sexual”.

    No cabe duda de que México se ha convertido en uno de los países pioneros en la movilización contra el acoso sexual, pero aún queda mucho trabajo por hacer. Todos los países deberán tomar ejemplo e invertir en realizar campañas para concienciar y movilizar a la sociedad contra problemas tan graves como este. ¿Y qué mejor modo que hacerlo sentir en sus propias carnes con una simulación? Este pequeño acercamiento a la realidad de muchas mujeres les hará comprenderlas pero, sobre todo, ayudará a la reflexión y al respeto y la igualdad ante las mujeres.