Navidad 2016

Ciencia: Por qué no me gusta mi voz

Ciencia: Por qué no me gusta mi voz

¿No te identificas en absoluto con la voz que se escucha cuando te graban? Descubre la explicación científica de por qué no te gusta tu voz.

por en Curiosidades, Ocio
    Ciencia: Por qué no me gusta mi voz

    Durante toda nuestra vida podemos escuchar el sonido de nuestra voz. Sin embargo, cuando nos graban y escuchamos la reproducción, descubrimos que es muy diferente a lo que normalmente oímos, y lo peor de todo es que podemos afirmar claramente que el nuevo tono de voz suena horrible. Pero, ¿por qué ocurre esto? Te explicamos la explicación científica de por qué no te gusta tu voz.

    A todo el mundo le ha pasado que, estando con amigos o familiares, ha sido grabada por primera vez con un micrófono. Pero cuál fue nuestra sorpresa justo en el momento en el que le dimos al ‘play’ y escuchamos una voz que decía lo mismo que nosotras pero que no se parecía en absoluto a la nuestra. ¿Y recuerdas lo peor? Sí, precisamente ese instante en el que preguntaste curiosa si realmente se escuchaba así tu voz, y te respondieron que sí. ¡Qué horror!
    Pero como para todo en la vida, existe una explicación científica para este fenómeno sonoro. De hecho, hay un factor determinante que es causa directa del efecto: la reverberación.
    Para empezar, hay que ser consciente de que nuestra voz recorre dos caminos hasta llegar a nosotros de nuevo. El primero es el externo o conducción aérea, que se da cuando el sonido sale por la boca y se transporta por el aire hasta llegar de vuelta a nuestro oído. El segundo es la conducción interna, y es que el sonido viaja a través de la estructura ósea de la cabeza, haciendo que surja una vibración que provoca que escuches un tono más grave al que oyen el resto de personas y que, obviamente, mejora mucho el sonido.

    Es esta reverberación la que no detectan nuestros receptores ni el sistema de captación de los micrófonos, por lo que los tonos graves que hacen más sexy tu voz desaparecen por completo.
    Por otro lado, los micrófonos no captan el tono exacto de la voz. Esto es algo lógico si tenemos en cuenta que la voz se transmite mediante ondas sonoras mecano elásticas y acaban convirtiéndose en ondas electromagnéticas, es decir, unas más mecánicas. Es por este motivo por el que en ocasiones la notamos muy diferentes a lo que escuchamos, pero mejora con la obtención de un micrófono de mejor calidad.

    ¿Qué te ha parecido este artículo? Te recomendamos que también eches un vistazo a por qué te ves peor en las fotos que en el espejo, a lo que dice de ti la longitud de tus dedos y a lo que dice la hora en que naciste de tu personalidad.

    539

    ESCRITO POR PUBLICADO EN CuriosidadesOcio

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares