Claves para el éxito empresarial: la motivación

Claves para el éxito empresarial: la motivación. Contar en una empresa con unos recursos humanos motivados supone un beneficio extra para la organización en relación a una que no lo tenga. Si los recursos humanos están motivados y sienten que forman parte de la organización y su trabajo se reconoce entonces lucharan por conseguir los objetivos fijados y sacar adelante los proyectos empresariales.

  • Comenta
Motivación laboral

Claves para el éxito empresarial: la motivación. Sentir que formas parte de una empresa y que tu trabajo está completamente reconocido dentro de ella es una de las sensaciones más gratificantes cuando formamos parte de una organización. Motivar al personal que tienes a tu cargo no solamente hace que sientan más confianza en ellos mismos sino que aumenta su productividad y se esfuerzan por realizar su trabajo de la mejor forma posible y por el bien de la empresa. La motivación es imprescindible para que los empleados quieran seguir dando lo mejor de sí mismos y que juntos logréis alcanzar los objetivos profesionales fijados. ¿Quieres saber cómo motivar a las personas que tienes a tu cargo o a tus propios compañeros? ¡Sigue leyendo!

El capital humano es el elemento principal de cualquier empresa. Sin ellos sacar el trabajo adelante sería prácticamente imposible y por ello las empresas han de tomar conciencia y comprender que una gestión eficaz de los integrantes de la organización son compromisos que han de asumir en el momento en que se pone en marcha cualquier proyecto profesional.

La motivación en este sentido es fundamental ya que de ella depende en gran medida la consecución de los objetivos de la empresa. Si pensamos bien en los acontecimientos que nos rodean, la principal razón de abandono o de permanencia en un puesto de trabajo se basan principalmente en razones de tipo emocional. Cada vez se valora más el ambiente de trabajo, la autonomía, la formación dentro de la propia empresa, talleres sobre la gestión eficaz del tiempo y las medidas de conciliación familiar y de igualdad.

La sociedad va cambiando con el paso del tiempo y con ella el concepto de empresa y de trabajador. Mientras que hace, realmente no mucho tiempo, a las personas que trabajaban en una organización se les denominaba mano de obra, ahora el concepto ha variado denominándose recursos humanos. Y de esta misma palabra deriva el hecho de que se ha de tener una cercanía con las personas que trabajan para la empresa, creando un ambiente de trabajo cercano, agradable y conociendo, o al menos intentándolo, las situaciones de cada uno de sus miembros para evitar situaciones también como el mobbing laboral o el estrés.

¿Cómo puedo motivar a las personas que trabajan en mi empresa?

  • Uno de los elementos más importantes es la comunicación. El problema que se deriva de una mala comunicación es un trabajo ineficiente o una labor diferente a la pensada en un primer momento. Hay que saber transmitir la información de manera correcta y cerciorarnos que el resto de personas a quien se lo hemos transmitido entiendan nuestra idea. Dentro de la comunicación también es básico que por parte de la dirección o la gerencia se transmita al resto de miembros la situación de la empresa y el proyecto empresarial.
  • Una buena motivación no consta solamente de alabar a la persona cuando realiza correctamente su trabajo y reconocérselo, sino conocer la situación de la empresa desde el punto de vista de sus recursos humanos y ver qué necesidades tienen las personas que allí trabajan y nosotros les podemos facilitar.
  • La cuestión económica es uno de los principales estímulos, así como el reconocimiento público. Dentro de lo posible se pueden establecer recompensas para mejor el rendimiento y el interés por el trabajo.
  • La formación es cada vez más uno de los pilares para cualquier organización ya que sus miembros quieren estar más formados. De esta forma no solamente tendrás personal más motivado sino que además ejercerán su trabajo de una forma más satisfactoria.
  • Fijar objetivos es bueno para la organización de la empresa y para los trabajadores.
  • Adecuar los espacios a las necesidades de los recursos humanos, así como mejorar el clima de la organización. Uno de los problemas más graves reside en el mal ambiente laboral, ésta razón es una de las principales de abandono del empleo.

Aunque realmente no estamos descubriendo nada nuevo, creemos firmemente en la necesidad de ponerlo en marcha. Es un trabajo extra que hay que realizar pero que por supuesto tiene una gran recompensa. Si los trabajadores se encuentran contentos en su puesto de trabajo no solamente tendrán ilusión por seguir adelante dentro de la empresa sino que se formarán y lucharan por el bien de la organización lo que conllevará a tener un gran equipo humano aunando fuerzas para conseguir sacar adelante los proyectos y objetivos fijados.

Comparte este artículo con tus amigos de Facebook

Más noticias sobre:
 
Comenta

Recuerda mis datos

Publica un comentario
vuelve arriba