Navidad 2016

Climatizador casero sin instalación eléctrica: Paso a paso

Climatizador casero sin instalación eléctrica: Paso a paso

Construye tu propio climatizador con materiales reciclados. ¡Combatir el calor nunca había sido tan económico!

por en Hazlo Tú Misma, Ocio
    Climatizador casero sin instalación eléctrica: Paso a paso

    Las altas temperaturas del verano nos obligan a hacer un uso continuado del aire acondicionado para poder, al menos, rendir en el trabajo y descansar por las noches. Esto supone un gasto doméstico importante, y es que estos aparatos tienden a consumir muchísima energía. No obstante, unos ingenieros de Bangladesh han creado un aire acondicionado totalmente ecológico que no necesita de electricidad para funcionar y que se construye con objetos reciclados, por lo que cualquier persona puede disfrutar de él. Si quieres ahorrar este verano, no te pierdas el paso a paso del climatizador casero sin instalación eléctrica.

    • Botellas de plástico grandes.
    • Tablero de 2mm de grosor.
    • Regla, lápiz y compás.
    • Tijeras.

    Lo primero que deberás hacer es buscar cuál es la ventana por la que más viento suele entrar a tu hogar. Puedes detectarlo de una manera tan simple como colocando molinillos de viento y observarlos de vez en cuando. Una vez sepas cuál es la idónea, toma sus medidas y corta con ellas el tablero.
    A continuación, tendrás que marcar dónde irán situados los cuellos de las botellas. Para ello, deja un margen de 8 cm a cada lado y comienza a marcar el centro de cada agujero, separándolos entre sí por unos 12 cm de distancia. En este paso deberás tener en cuenta el diámetro de las botellas, ya que de ser más gruesas deberás dejar un espacio superior.
    Cuando lo tengas, mide el diámetro de la boca de la botella y toma con el compás la mitad de esa medida, es decir, su radio.

    Haz un círculo en cada uno de los puntos que has marcado como centro y córtalos con cuidado.
    Corta las botellas por la mitad y colócalas en los agujeros del tablero. Ya sólo quedará situarlo en la ventana de manera que los orificios pequeños estén en el interior del hogar. ¡Y listo!

    El aire cambia su temperatura según el tamaño de la obertura por la que pasa. Para que puedas comprobarlo, sopla sobre tu mano con la boca abierta y, a continuación, hazlo de nuevo con los labios lo más juntos posible. El cambio de temperatura es considerable, y es justamente esto lo que pretende aprovechar este climatizador. Al entrar el aire por un orificio de pequeñas proporciones contribuirá a reducir la temperatura del ambiente hasta 5ºC. Y lo mejor de todo es que no tendrás que gastar absolutamente nada en construirlo. ¡Tienes que probarlo!

    529

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Hazlo Tú MismaOcio

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares