Navidad 2016

Coaching: qué es y para qué sirve esta disciplina

Coaching: qué es y para qué sirve esta disciplina

Coaching: qué es y para qué sirve esta disciplina. El coaching es una de las disciplinas más de moda en los últimos años. A través del coach (el profesional) el coachee (cliente) aprende cuales son sus máximos potenciales sintiendose capaz de alcanzar cualquier objetivo real. A través del acompañamiento el coachee será capaz de resolver sus propios problemas llegando él mismo a la solución.

por en Bienestar y salud, Ocio, Coaching, Información Ocio, Psicoterapia
Última actualización:

    El coaching te lleva a la felicidad

    Coaching: qué es y para qué sirve esta disciplina. El coaching es una de las disciplinas que más de moda se ha puesto en los dos últimos años. ¿Qué es y para qué sirve el coaching? ¿da resultado? ¿qué es un coach? ¿y un coachee? Todas estas preguntas, entre otras muchas, nos surgen cuando hablamos sobre esta rama de la psicología que tanto influye en las personas y que tanta gente se está decantando por estudiar. No solo favorece a la persona a nivel personal, ya que el coaching motiva para conseguir las metas que queremos alcanzar, sino que a nivel deportivo y profesional es una de las técnicas más utilizadas por las grandes empresas y grandes profesionales. ¿Quieres ser el último en conocer esta disciplina? Si no es así, ¡sigue leyendo!

    El coaching es una de las disciplinas que más se están imponiendo en las empresas. Cuando una persona o grupo de personas creen que necesitan ayuda para definir cuáles son sus metas en la vida, tanto personal como profesional, cuando se sienten perdidos y necesitan orientarse y además están seguros de poder alcanzar sus retos pero no saben cómo hacerlo, entonces: acuden a sesiones de coaching.


    Esta es la gran pregunta que muchas personas se hacen cuando oyen hablar de esta disciplina: ¿qué es el coaching?

    El coaching, cuyo término procede del inglés to coach (entrenar), es un proceso interactivo entre el coach, o entrenador, y el coachee, cliente o grupo de clientes. En este proceso el coachee fija cuáles son sus objetivos a conseguir (personales, deportivos, profesionales, etc) de una manera específica y concreta. El proceso de coaching lo que hace es buscar la forma de alcanzar los objetivos anteriormente fijados por el cliente basándose en los propios recursos y habilidades del coachee.

    Consiste en mejorar el potencial de las personas para llegar a alcanzar sus objetivos, superando sus obstáculos y limitaciones mientras que a su vez se refuerzan sus fortalezas. Consigue que el cliente aprenda de sí mismo, conociendo sus puntos fuertes y los débiles.

    En este proceso el cliente es quien marca sus metas a conseguir y la forma de alcanzarlas, siempre con la ayuda del coach que le guiará y le hará reflexionar a través de un sistema de preguntas que hará que el cliente medite sobre sus acciones, opiniones y pensamientos.


    Como no todos los problemas son iguales, los profesionales del coaching tienden en la mayoría de los casos a especializarse en una de las ramas de esta disciplina. Pudiendo diferenciar tres:

    • Coaching personal. En esta rama se trata de fomentar el desarrollo y conocimiento de las áreas personales del cliente: su estado psicológico y físico, su vida sentimental, relacional con personas que le rodean o para sí mismo, para obtener y conseguir metas en estos aspectos. Muchas veces no tenemos claro a dónde queremos llegar y en qué situación estamos, lo que nos lleva a tener síntomas depresivos y de malestar. Si conocemos cuáles son nuestras debilidades y fortalecemos nuestras fortalezas seremos mucho más felices.
    • Coaching deportivo.

      Los deportistas recurren mucho al coaching para conseguir mentalizarse, conocerse mucho mejor y ser realistas, potenciar sus puntos fuertes y tratar de evitar los débiles o eliminarlos. Ser consciente de hasta donde podemos llegar y qué tenemos que hacer para ello es fundamental. Deportistas como Rafa Nadal que ha alcanzado lo más alto como deportista y ahora también es uno de los modelos más cotizados, es un ejemplo para muchas personas. Él conoce sus limitaciones y potencia sus fortalezas.

    • Coaching empresarial. Nos encontramos en un mundo en constante cambio, donde la competencia es extrema y estamos en continua expansión. En este tipo de coaching se desarrolla la autoestima y la potenciación del grupo como unidad. Se trata de competencias estratégicas, de relaciones interpersonales entre los miembros de la empresa así como la autorreflexión.


    Rotundamente sí. El coaching saca lo mejor de cada persona centrándose en el presente y orientándose hacia el futuro. Trata de eliminar miedos y temores, hacer que las personas se conozcan mejor eliminando las barreras y fortaleciendo aquellos puntos que le hacen mejor para la meta que quiere alcanzar.

    Si bien es cierto que el coaching tiene los resultados esperados es necesario que la o las personas que se vayan a poner en manos de un experto confíen en él y estén dispuestas a ser sinceras y aprovecharlo.

    Ponte en manos de un especialista en coaching y demuéstrate a ti mismo lo que puedes llegar a hacer o ser.

    997

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Bienestar y saludOcioCoachingInformación OcioPsicoterapia

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares