Navidad 2016

¿Cómo ahorrar luz y agua en casa? Trucos contra la crisis

¿Cómo ahorrar luz y agua en casa? Trucos contra la crisis

¿Cómo ahorrar luz y agua en casa? Trucos contra la crisis. Con el incremento de las tasas en las facturas de la luz y el agua, es imprescindible, aparte que necesario para el medio ambiente, tener mucho cuidado con malgastar ambos bienes. Por ello en este artículo te damos algunas claves para que pongas en práctica, de esta forma se reducirá tu consumo y por lo tanto tu gasto.

por en Curiosidades, Economía Doméstica, Ocio, Información Ocio, Trucos hogar
Última actualización:
    ¿Cómo ahorrar luz y agua en casa? Trucos contra la crisis

    ¿Cómo ahorrar luz y agua en casa? Trucos contra la crisis. Por si no fueran pocos los problemas que algunas personas tenemos para afrontar el día a día con los diferentes pagos, ahora también tenemos que tener en cuenta que tanto el agua como la luz van a aumentar sus tarifas siendo, por tanto, mucho más caro que hace unos meses. Para ello tenemos que tener en cuenta que la mitad de las veces, si no más, perdemos mucha agua o gastamos más luz o electricidad de la necesaria. Sólo basta con tener en cuenta una serie de consejos y al menos podremos gastar un poquito menos. ¿Quieres conocerlos?

    Cada día es una cosa diferente, y desde hace un tiempo venimos oyendo, y también notando, que nuestras facturas de agua y luz se han disparado sin haber aumentado el consumo de estas.

    Y es que, con las nuevas políticas, las tasas de estos servicios, indispensables por otro lado para la vida, han aumentado un cierto porcentaje, que queremos o no, cuando llega la tan temida factura se nota, y mucho.

    Por ello queremos proponer una serie de trucos para poder ahorrar agua y luz en casa. De hecho, no solamente nos vendrá bien para nuestra economía casera, sino que además contribuiremos por el bien del medio ambiente, ya que consumir, o en algunos casos malgastar, bienes tan preciados como el agua nos pasarán factura en un futuro y no precisamente económica.


    Muchas personas van al gimnasio a realizar sus diferentes ejercicios para mantener su cuerpo en forma, o para hacer alguna de las actividades que estos ofrecen, como por ejemplo aerobic, en el que se suda mucho y se pierden muchas calorías.

    Sin embargo, no todos utilizan las instalaciones del centro al 100%, es decir, ¿eres de los que te duchas en el gimnasio o esperas para ducharte en casa tranquilamente? Si eres de estos últimos, estás gastando una cantidad muy elevada de agua en tu casa cuando perfectamente podrías utilizar la del gimnasio. Duchándote allí reducirías considerablemente el gasto de agua en tu casa.

    También se gasta una alta cantidad de agua cada vez que vamos al baño a hacer nuestras necesidades. Por supuesto, este agua ha de ser utilizada, sin embargo si modificamos la situación de la boya dentro de la cisterna para que no se llene de más agua cuando el depósito esté a la mitad, entonces ahorrarás muchísimo al cabo del día. De la misma manera que si compramos un modelo dual para vaciar el tanque. Con este método puedes reducir en torno al 30% de agua.

    Otro caso muy común es dejar correr el agua mientras nos lavamos los dientes o fregamos los platos. ¡Ciérralo! Es un gasto totalmente innecesario, cuando necesites utilizar el agua basta con que vuelvas a abrir el grifo, no es necesario dejar el agua correr.

    Revisa todos los grifos. Aunque a veces sea imperceptible, es frecuente que alguno gotee, y es increíble la cantidad de agua que se gasta con un goteo constante.


    Evita bañarte. Al llenar la bañera se incrementa mucho el consumo de agua.

    Utiliza todo el espacio de la lavadora. No la pongas en funcionamiento a menos que la tengas llena, de lo contrario gastará agua para muchas menos prendas de las que debería tener.


    España se caracteriza por ser uno de los países donde más luz natural hay, por tanto ¿por qué no nos aprovechamos de ella? A veces por comodidad y/o pereza tendemos a encender la luz sin pensar que si levantamos un poco la persiana entrará muchísima claridad y que será suficiente para hacer lo que tuviéramos pensado hacer.

    Utilizar tubos fluorescentes en vez de las bombillas tradicionales, te ayudarán a consumir mucho menos.

    En caso de consumir bombillas, compra las que sean de bajo consumo.

    Elimina las luces indirectas, ya que no darán la luz que necesitas y gastarás mucho más. Por ejemplo, para leer, no utilices la lámpara de techo ya que suelen tener más de una bombilla. Para ello utiliza una lámpara de pie que tenga un brazo dispuesto precisamente para ello, de esta forma la luz irá directamente al punto donde lo necesitas y no consumirás más luz que la indispensable.

    Por otro lado, la televisión, por ejemplo, la podemos ver a oscuras, no es necesario tener todas las luces del salón dadas.

    Apaga las luces siempre que salgas de una habitación.

    En definitiva, si tenemos un poco de cuidado podemos hacer que nuestra factura se reduzca un poco, además de contribuir al cuidado del medio ambiente.

    986

    ESCRITO POR PUBLICADO EN CuriosidadesEconomía DomésticaOcioInformación OcioTrucos hogar

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares