Cómo evitar heredar las deudas de los padres

En España las herencias vienen con deudas incluidas. Te contamos cómo evitar heredar las deudas de los padres.

por , il

    Cómo evitar heredar las deudas de los padres

    La crisis financiera del país ha aumentado los casos de herencias con deudas, situaciones que muchos hijos no saben cómo afrontar. Hemos consultado a la abogada Olatz Alberdi, especialista en Derecho de Familia y socia de ABA Abogadas para que nos aclare algunas de las dudas que nos surgen al respecto.

    Las deudas se heredan

    En España las herencias conllevan el completo de la situación financiera del difunto. Es decir, cuando heredamos el patrimonio de nuestros padres aceptamos sus bienes, pero también sus deudas.

    Muchos hijos quedan desconcertados cuando se encuentran con una herencia con deudas que deben asumir, en conjunto con las deudas que ellos mismos tienen en su vida. Por ejemplo, si un familiar fallecido aún cuenta con hipoteca, la persona heredera deberá asumir la deuda que falta por pagar al banco para que verdaderamente la casa sea suya.

    También los padres suelen preocuparse por esta situación, y por ello muchos deciden contratar seguros específicos que aseguren una disminución de la deuda hacia sus hijos tras su fallecimiento. Sin embargo, no siempre nos encontramos ante situaciones favorables o ideales y en numerosas ocasiones los hijos se sienten abrumados ante la imposibilidad de asumir las deudas heredadas de sus padres.

    Cómo evitar las deudas de los padres

    El Código Civil establece que la herencia es un derecho, no una obligación. Por tanto, si eres nombrada heredera mediante testamento, tienes varias opciones que puedes aplicar en función de la situación financiera del difunto:

    Aceptar la herencia

    Cuando aceptas por completo la herencia eres consciente de que también asumes las deudas del causante, así como los impuestos de los bienes que heredes. Generalmente esta opción se toma cuando el heredero o los herederos conocen a ciencia cierta que la herencia no contiene deudas.

    Rechazar la herencia

    Por supuesto tienes la opción de rechazar la herencia cuando conozcas que las deudas son superiores a los bienes. Esta opción que se especifica ante notario conlleva no poder disfrutar de ninguno de los bienes del fallecido. Por ejemplo, no se puede vivir en su casa o utilizar su coche.

    Una de las preocupaciones mayores de los herederos que deciden rechazar una herencia es el miedo a que sus hijos o siguientes en la línea de sucesión hereden las deudas a causa de su rechazo.

    Olatz Alberdi nos explica que la herencia pasa a la siguiente línea sucesoria “sólo en caso de que el causante haya hecho testamento nombrando herederos a los hijos sustituidos por los descendientes, lo que suele conllevar el problema de que si el heredero renuncia y pasa a sus hijos, estos pueden ser menores, y la renuncia de un menor requiere autorización judicial”.

    Además, en estos casos, si no existen hijos se buscan otros parientes con derecho a heredar, como cónyuges, hermanos, sobrinos… que a su vez pueden decidir aceptar o no la herencia.

    Herencia a beneficio de inventario

    Alberdi explica que aceptar la herencia a beneficio de inventario “significa que la aceptamos sólo cuando el resultado de la masa hereditaria neta (activo – pasivo) sea positivo, es decir, no resulte a pagar”.

    El procedimiento es un poco tedioso pero la abogada asegura que es la opción más conveniente cuando desconocemos si el valor de las deudas supera el valor de los bienes.

    Un administrador debe hacer un inventario de los bienes y las deudas, que se pagarán únicamente con el patrimonio del difunto y no con el del heredero. La herencia a beneficio de inventario es una solución intermedia que facilita la aceptación de la herencia sin tener que asumir una misma todas las deudas del fallecido.

    Además, en ABA Abogadas nos explican que un hijo nunca puede renunciar a la herencia de los padres mientras estos existan en vida. Es decir, las herencias se hacen efectivas únicamente tras el fallecimiento del causante y no se pueden renunciar a ellas a sabiendas de que los padres contraen grandes deudas.

    Quizás también te puedan interesar estos consejos para lograr libertad financiera o cómo hacer un plan de ahorro paso a paso.