Cómo hacer quita polvo casero: DIY limpiador de polvo

¿Te gustaría tener un limpiador de polvo efectivo? Echa un vistazo a este DIY y aprende cómo hacer quita polvo casero.

por , il

    Cómo hacer quita polvo casero: DIY limpiador de polvo

    El polvo no solo es un problema muy molesto que afecta a nuestro entorno, sino que empeora gravemente el nivel de vida de las personas que sufren alergia a estas partículas en suspensión. Y nos gustaría decir que lo peor del asunto es el hecho de tener que limpiar, pero desgraciadamente no es así. Por mucho que limpiemos siempre quedan restos, especialmente si utilizamos bayetas que no son de usar y tirar. Para ayudarte en tu lucha contra el polvo, te contamos cómo hacer quita polvo casero. ¡Con este DIY conseguirás un limpiador de polvo totalmente efectivo!

    Cómo hacer quita polvo casero

    Ingredientes

    • 500 ml de agua
    • 60 ml de vinagre blanco
    • 2 cucharadas de aceite de oliva
    • Aceite esencial de limón

    Paso a paso

    Elaborar tu limpiador de polvo es muy sencillo. Toma un bol y vierte en su interior el agua, el vinagre blanco y el aceite de oliva. Remueve muy bien hasta que se hayan fundido lo máximo posible, aunque el aceite siempre flotará sobre el resto del líquido.

    Por último, y para darle un olor fresco a tu quita polvo casero, agrega unas gotas de aceite esencial de limón y vuelve a remover. Una vez lo tengas, remueve de nuevo la mezcla y viértela en una botella con difusor. ¡Y listo! Ya tendrás tu limpiador de polvo casero acabado. Fácil, ¿verdad?

    Recomendaciones para utilizar tu limpiador de polvo

    1. Agítalo antes de usar. Como has podido comprobar, el aceite de oliva siempre flotará sobre el resto del líquido, por lo que antes de rociar tus muebles con el quita polvo casero deberás agitar muy bien la botella para que se entremezclen las partículas.
    2. Utiliza bayetas desechables. Sabemos que lo más habitual es limpiar con un trapo o una bayeta que ya hemos utilizado anteriormente, pero éstos ya contienen una cantidad de polvo que, lejos de ayudarnos a limpiar, lo único que harán será atraerlo nuevamente. Lo ideal es que compres paños o bayetas atrapa polvos, ya que con ellos conseguirás eliminar todas las partículas.
    3. Utilízalo a diario. El DIY que te acabamos de proponer es muy efectivo, pero evidentemente no es un milagro. Si quieres mantener tu casa limpia de forma continua va a ser necesario que lo utilices a diario y que mantengas tu hogar ordenado para evitar acumulaciones de polvo. ¡Te despedirás para siempre de esos molestos estornudos!