Cómo hacer un cojín

¿Cómo hacer un cojín? Te proponemos hacer tú misma un cojín alargado para el sillón, ideal para aliviar los dolores de espalda y para dar un toque decorativo a tu casa. Si tienes un poco de maña con la aguja, toma nota de los materiales que vas a necesitar y empieza a dar la primera puntada. ¡Con este cojín no te vas a querer levantar del sillón!

  • Comenta
COJINES

¿Cómo hacer un cojín para el sofá? Te proponemos hacer tú misma un cojín alargado que, además de aportar un toque decorativo, te vendrá bien para apoyar la espalda cuando te sientes a leer, a coser o a ver la televisión. Saca tu caja de costura y empieza a tomar medidas de tu sillón. A la hora de elegir el color de la tela, los tonos lisos son más fáciles de combinar si tienes un sillón de rayas o estampado. ¡Con este cojín no querrás levantarte del sillón! Además estarás encantada con tus propios diseños y creaciones. ¿A qué esperas para mostrárselos a tus invitados?

Vamos a confeccionar un cojín que, además, nos va a ayudar a aliviar las molestias de una mala postura a la hora de sentarse en el sofá o sillón. Para ello, lo primero que tenemos que hacer es medir el respaldo del sillón calcular la altura a la que debe quedar el cojín para que nos haga de riñonera. Como medida estándar, la recomendable está entre los 20-25 centímetros de altura y 40 centímetros de ancho.

¿Qué materiales vamos a necesitar para esta labor de costura?

  • Tela. Recuerda que la pieza tendrá que ser el doble de la medida tomada para altura. Es decir, si vamos a hacer un cojín de 20 centímetros de altura, tendremos que cortar una pieza de 40 x 40 centímetros de ancho.
  • Galón (dos piezas opcionales de 40 centímetros)
  • Espumillón o flecos.
  • Metro, aguja, tijeras e hilo.

El primer paso será cortar las piezas, dejando algún centímetro de más para las costuras. Del galón, también cortamos dos piezas y del espumillón otras dos.
A continuación, doblamos la tela sobre sí misma, del revés, y cosemos la base. Luego, damos la vuelta al tejido y unimos del derecho los laterales dejando uno sin cerrar.

A unos centímetros de los bordes, podemos coser la pasamanería o adornos del cojín, una buena idea si la tela elegida es de un único color, sin más decoración. Esta parte de la labor de costura puedes hacerla también después de cortar las piezas y antes de coser los bordes. A continuación, introduce el relleno.

Cerramos el lateral del cojín abierto cosiéndolo bien o con una cremallera (así a la hora de lavarlo podrás sacar el relleno sin necesidad de tener que volver a descoserlo). Para ocultar las costuras de los lados, puedes rematar la labor con unas tiras de espumillón o flecos. ¡Y listo para ponerlo en el sillón!

Una buena idea para hacer el cojín es sustituir la tela por una pieza tejida a ganchillo, fácil, aprende tú sola y con unos resultados muy originales.
Si te gusta hacer tus propias creaciones para decorar la casa, entre las ideas costura, decora tu armario por dentro con complementos como las perchas forradas.

Comparte este artículo con tus amigos de Facebook

martes 18/01/2011 escrito por Isabel en , ,

 
Comenta

Recuerda mis datos

Publica un comentario
vuelve arriba